TEMPERATURA ACTUAL 16° |
22 de octubre del 2018
22/oct/2018
Linkedin
Facebook - Plan M
Twitter - @maximmontenegro
YouTube - Plan M
"En Economía se puede hacer cualquier cosa, menos evitar las consecuencias."
John Maynard Keynes
ECONOMÍA -
10 de Octubre de 2018

Por qué el FMI podría exigir un ajuste de $ 60.000 millones adicional al previsto en el Presupuesto

Es porque proyecta una caída del PBI para 2019 mayor a la que utilizó el Gobierno para elaborar los números fiscales. Sólo con un dólar más alto y más inflación podrían frenar el reclamo de más ajuste fiscal que tarde o temprano llegará desde Washington. Todos opciones desagradables para un año electoral. 

Crédito:

El FMI podría exigir un ajuste fiscal adicional de unos $ 60.000 millones superior al previsto hasta ahora por el Gobierno para el año 2019, que asciende entre Nación y provincias a $ 500.000 millones. Así surge de las proyecciones económicas que acaba de publicar el organismo para Argentina y de los cálculos que se incluyeron en el propio Presupuesto –a pedido del Fondo—sobre el impacto en el déficit fiscal de la marcha de la actividad económica.

 

   El FMI, en su World Economic Outlook (WEO), dado a conocer esta semana como parte de la cumbre anual del organismo, rebajó las proyecciones de la evolución de la economía argentina: ahora prevé una caída del PBI de 2,6% en 2018, y de 1,6% en 2019. La anterior estimación, en el acuerdo firmado con el Gobierno a fines de junio, era en el “escenario adverso” una baja del producto de 1,3% en 2018 y un 0% de crecimiento para 2019. Todos estos datos son elaborados por el Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo, que comanda el mexicano Alejandro Werner y para el caso argentino sigue el italiano Roberto Cardarelli, quienes mantienen línea abierta permanente con Nicolás Dujovne. Al margen del grosero fallo de pronóstico, que ratifica el fracaso el primer acuerdo con el Fondo, lo importante ahora es contrastar la nueva proyección del FMI con los números del Presupuesto 2019 que Dujovne envió al Congreso.

  Allí se prevé una contracción del PBI de 2,4% para este año; pero, lo más relevante en términos de las metas fiscales, una caída de solo 0,5% para 2019. Es decir que para el Fondo Monetario habrá 1,1 puntos menos de actividad de lo que dice el Presupuesto, lo cual impactaría sobre las previsiones de recaudación para llegar al “déficit cero”, en términos primarios (antes del pago del intereses).

  En el propio Presupuesto 2019  –en un novedoso capítulo llamado “riesgos fiscales”— se aclara que “una reducción de 1% en la tasa anual de variación del PBI en relación al escenario base utilizado para la proyección presupuestaria redundaría en una pérdida por impactos directos de 0,3% del PBI ($ 57.000 millones) en la recaudación de impuestos nacionales y de 0,2% del PBI ($ 32.000 millones) en los recursos tributarios de la Administración Pública Nacional”. Luego dice que “una menor crecimiento económico no afectaría de forma directa los gastos primarios de la Administración Nacional. Sin embargo, en el marco del acuerdo stand-by vigente con el FMI, una desaceleración de la actividad económica con su posible impacto en el mercado laboral, podría implicar la posibilidad de incrementar el gasto social en 0,2% del PBI ($ 36.500 millones). Y concluye: “considerando entonces el impacto de un menor crecimiento sobre los recursos tributarios y un mayor gasto social, un desvío negativo de 1% en la pauta estipulada de crecimiento económico impactaría en 0,4% del PBI en el resultado primario de la Administración Pública Nacional”. En un cuadro del Presupuesto se precisan las cifras exactas de ese desvío: no habría déficit “cero”, sino un déficit de 0,4% del PBI, que significarían un rojo de $ 68.713 millones (ver aparte).

  Pasando en limpio. Si el FMI impone su proyección, entonces habría de mínimo $ 57.000 millones menos de recaudación ($ 62.700 millones para ser precisos con el desvío de 1,1% en relación al pronóstico del FMI) que la prevista para Nación y provincias. Pero al Fondo sólo controla los números del Gobierno nacional, así que podría exigir de inmediato un ajuste adicional de $ 32.000 millones en el gasto, para compensar la menor recaudación para el Estado nacional. Y habrá que ver si acepta el desvío de los otros $ 36.500 millones extra que podrían destinarse para gastos sociales –un plus de Asignación Universal por Hijo-- en un año electoral recesivo.

  Sea como fuere, esto cambiaría toda la discusión sobre la magnitud del ajuste en el Presupuesto 2019, que todavía se debate en el Congreso. En realidad, si siguieran los nuevos números del FMI el desvío sería todavía mayor. En el FMI creen que por la mayor recesión, la inflación será menor el año próximo: estiman que será de 20,2% en lugar del 23% previsto en el Presupuesto 2019. En el capítulo de riesgos fiscales, se estima que cada punto adicional de inflación achica el déficit fiscal en casi $ 10.000 millones (ver cuadro), porque incrementa la recaudación en mayor medida de que lo que aumenta el gasto público. Al revés, si la inflación, como dice el Fondo, fuera casi 3 puntos menor que la proyectada por el Gobierno, entonces el agujero fiscal se incrementaría en otros 28.000 millones, y desde Washington reclamarían también una mayor poda de gastos.

   Sin embargo, este puede ser el punto que le permita zafar al Gobierno de tener que revisar ahora todos los números fiscales que hace poco envió para su tratamiento al Congreso. En última instancia, no sería la primera vez que la inflación resulte baste mayor a la proyectada y que termine jugando a favor de cerrar las cuentas fiscales. De hecho, la mayoría de las consultoras privadas estiman que la inflación el año próximo tendría un piso del 27%.

   El Gobierno también podría jugar con que el dólar –que el Presupuesto 2019 supone con un  promedio de 40,5 pesos el año próximo—sea otro factor que ayude a compensar la caida de la recaudación por la mayor recesión proyectada por el FMI. En el proyecto de ley se dice que por cada 1% de suba del dólar por arriba de lo proyectado, la reducción del déficit fiscal sería de 1.200 millones de pesos: porque la mejora de la recaudación vía retenciones por la devaluación extra sería mayor que el aumento de gastos por subsidios energéticos principalmente, y en menor medida por subsidios al transporte. Dicho de otro modo: con que el promedio del dólar el año próximo sea 20% superior al proyectado –48 pesos—el déficit fiscal se achicaría en unos 24.000 millones.

   En conclusión, si la caída del PBI se perfila como la que pronostica del Fondo para 2019, entonces sólo una mayor inflación y un dólar más alto permitirían evitar la exigencia de más ajuste fiscal que tarde o temprano llegará desde Washington. Todas opciones que no son agradables para ningún Gobierno, en especial en un año electoral.


   COMENTA
INFORMES
TW
FB
WA
GL
18/10/2018

La inflación mayorista en septiembre se disparó 16% y acumula 66% en sólo 9 meses

La aceleración de la inflación de precios a la salida de fábrica o al inicio de la cadena de comercialización que motorizó la devaluación es tan fuerte que abre interrogantes sobre si tarde o temprano esas remarmaciones llegarán al consumidor final. En 9 meses, aumentó 66% frente al 32,4% del IPC en el mismo período. Los precios importados, a su vez, volaron 24% en septiembre y acumulan 105% de aumento en lo que va del año.

ECONOMÍA
TW
FB
WA
GL
17/10/2018

Qué hay detrás del 6,5% de inflación de septiembre que registró el Indec

El IPC acumula 32,4% en 9 meses y la inflación corre ya al 40,5% anual. Con estas cifras la inflación de 2018 apunta al 45%, la mayor en 27 años. La inflación de alimentos es todavía mayor y se acercaría al 50% anual. Claves para entender la gravedad de los datos.

ECONOMÍA
TW
FB
WA
GL
16/10/2018

Pese a la fuerte devaluación, ¿los precios de los inmuebles seguirán "caros" en dólares?

 El último relevamiento de la Universidad Di Tella muestra que, pese a la fuerte devaluación, Buenos Aires continúa como la segunda ciudad de Latinoamérica con el metro cuadro más caro en dólares. Además, se disparó 60% el precio en pesos de las propiedades en términos reales, alejando el sueño de la casa propia. Los salarios reales en el último semestre perdieron 5 puntos. ¿Es la hora del ajuste del precio en dólares de las propiedades?

DATOS
TW
FB
WA
GL
16/10/2018

Se disparó el costo de la construcción 10,5% en septiembre, lo único que quedó barato es la mano de obra

En septiembre, según la Dirección de Estadísticas de la Ciudad, el costo de la construcción se incrementó 10,5%, y acumula en sólo 9 meses un 43,1%. Los materiales se incrementaron 15,9%, con una suba en el año de casi 60%. En cambio, los salarios del sector crecieron 25,9% desde enero. Si no se frenan las remarcaciones, la fuerte caida de los costos en dólares del sector que provocó la devaluación durará poco.

INFORMES
TW
FB
WA
GL
12/10/2018

El apretón monetario plancha al dólar e impacta en la economía real

El último informe del Banco Ciudad analiza los resultados de la nueva política monetaria en la estabilización del dólar y el cierre progresivo de la cuenta corriente del balance de pagos. Cómo funciona el anuncio de un tope para los cuotas de los créditos hipotecarios UVA, ante la disparada de la inflación, y en qué se diferencia del mecanismo previsto en la ley vigente. 

ECONOMÍA
TW
FB
WA
GL
11/10/2018

La última encuesta de Aresco que entusiasma a todos: al Gobierno, a Cristina y al peronismo no K

La encuestadora favorita de gobernadores y dirigentes del peronismo sigue mostrando a Cambiemos, pese a la crisis económica, como la primera minoría electoral con un 35% de intención de voto a nivel nacional. Detrás está Cristina con 32,6%, y en tercer lugar Massa y el peronismo no K. Por qué este es un escenario en el que todos juegan sus fichas. Entusiasma a Macri con la reelección, a Cristina con la posiblidad regresar al poder y al peronismo no K con construir una opción electoral.

DATOS
TW
FB
WA
GL
10/10/2018

Encuesta Universidad de San Andrés: las expectativas en su piso, pero leve recuperación desde que se frenó el dólar

Según la última encuesta de la Universidad de San Andrés, en septiembre, con la estabilización del dólar, mejoraron levamente las expectativas. Pero todavía están en el piso de la gestión Macri. El 36% aprueba la gestión del Gobierno, frente a un rechazo del 62%. A su vez, el 72% dice que está peor que cuando asumió Macri y solo un 13% cree que la situación es mejor. Por qué, pese a todo, Cambiemos sigue siendo la primera minoría electoral.

DATOS
TW
FB
WA
GL
08/10/2018

La súper aceleración de la inflación: pico de 66% si se anualizan los últimos tres meses

El estudio Broda mide la aceleración de la inflación utilizando el "promedio móvil anualizado de los últimos tres meses". Pasó de 29% anualizada en marzo al pico del 66% en septiembre. Se espera que en el último trimestre se desacelere y termine el año con una inflación del orden del 45%. Este indicador era el favorito del Banco Central de Sturzenegger el año pasado para mostrar que la inflación en franca desaceleración: en agosto de 2017 registraba 18,9%. El Banco Central ya no lo menciona más.