CARGANDO

Plan M
TEMPERATURA ACTUAL 27°
| 22 de febrero del 2019
ECONOMÍA
17 de Septiembre de 2018

Semana clave: nueva pulseada por el dólar y la necesidad de ponerle un piso a la crisis

Desde el 16 de agosto pasado, las reservas del Banco Central cayeron U$S 5.033 millones (-9,1%) y el dólar se disparó 33%. Mientras que en 10 días hábiles los depósitos privados en dólares cayeron casi 1.600 millones, un 5,5%. Esta tendencia no es sostenible en el tiempo. En medio de la pulseada con el FMI, el Banco Central tratará de evitar que la renovación de Lebacs se traduzca en un nuevo salto del dólar, como en agosto. Semana clave para saber si el Gobierno logrará o no ponerle un piso a la crisis.

Crédito:

La tendencia de los últimos 20 días hábiles no es sostenible en el tiempo. Desde el 16 de agosto pasado, las reservas del Banco Central cayeron U$S 5.033 millones (-9,3%). El dólar cuesta 10 pesos más caro, con un aumento del 33%: pasó de 30,50 pesos a 40,50. Los depósitos privados en dólares, que hasta fines de agosto venían tranquilos, empezaron a "gotear": desde el 29 de agosto hasta el 12 de septiembre (último dato oficial disponible) hubo retiros por U$S 1.598 millones, un baja del 5,5% en 10 días. La tasa de interés en pesos se consolidó arriba del 60%. Pero es insuficiente para frenar la corrida porque la inflación proyectada pegó un salto y ya se proyecta con un piso del 45%. Más aún, para los inversores financieros esa tasa del 60% ya no es atractiva para apostar en pesos, entre otras cosas, porque si se anualiza la inflación de los últimos 3 meses (junio 3,7%, julio 3,1% y septiembre piso del 5%), empata esa tasa de interés exorbitante. Pero el riesgo de devaluación, con el dólar escalando 5 o 10% en una semana, no tiene tasa interés que se pueda calcular para compensarlo.
   Así no se puede seguir. O se quiebra la tendencia, o se corre el riesgo de que la crisis se espiralice, con más devaluación, inflación y recesión.
    Entre principios de abril y el 20 de junio de este año, cuando se anunció la aprobación del acuerdo con el Fondo Monetario, las reservas del Banco Central cayeron en U$S 13.425 millones (ver cuadro). El 22 de junio ingresó el primer desembolsó de 15.000 millones del crédito stand-by (por U$S 50.000 millones) acordado con Washington. La idea de ese préstamo era reconstuir la confianza, interna y externa, de modo tal de frenar la corrida al dólar de los argentinos y refinanciar la mayor parte de los vencimientos de la deuda en dólares en manos de tenedores extranjeros. Pero desde entonces, las reservas cayeron otros U$S 13.650 millones. El dólar saltó de 25 a 40 pesos. Mientras que, como se dijo, la tasa de interés en peso se disparó arriba del 60%. El primer acuerdo con el FMI fracasó y ahora se negocia el segundo. Con dos puntos claves: el adelantamiento de desembolsos previstos para 2020 y 2021 con el objetivo de alejar el fantasma del default. Y una mayor libertad para que el Banco Central pueda intervenir en el mercado cambiario para frenar la corrida.
   La prioridad para el Banco Central es anclar las expectativas y evitar un nuevo salto en el tipo de cambio.  Hoy mismo el Banco Central vendió U$S 300 millones para bajar 30 centavos el dólar mayorista (de $ 30,87 el viernes a $ 30,57), y evitar que el dólar minorista siga en ascenso: cerró finalmente a $ 40,40, 10 centavos por debajo del viernes. Para ello la clave está en la capacidad de intervención de la entidad que conduce Luis Caputo. Como es sabido los técnicos del Fondo Monetario limitan esa capacidad de intervención, porque en el primer acuerdo firmado con el Gobierno se incluyó una meta expresa de reservas mínimas, piso que el Banco Central ya perforó hace rato.
   Por eso esta semana es crucial. Mañana, habrá un nuevo super Martes de licitación de Lebacs (las Letras en pesos del BCRA) por $ 400.000 millones, de las cuales una parte será renovada por los bancos, pero otra parte  (¿$100 mil o $150 mil millones?) será cancelada a inversores privados con pesos emitidos por el Banco Central. Aún con la suba de tasas dispuesta por Caputo, todo indica esos inversores buscarán refugiarse en el dólar, como ocurrió durante el vencimiento de Lebacs de agosto, y entonces será clave que el Banco Central venda las reservas necesarias para evitar un nuevo salto de la cotización. 
     Simultáneamente Nicolas Dujovne volverá el jueves a la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados para defender el proyecto de Presupuesto 2019 que presentó hoy en el Congreso. Mientras negocian contrarreloj el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario --que emitió un comunicado de buenos augurios sobre la marcha de las conversaciones con la administración Macri-- para tratar de cerrar un paquete que le ponga un piso a la crisis que ya lleva 5 meses.
  
   
 




   COMENTA