TEMPERATURA ACTUAL ° |
17 de enero del 2019
17/ene/2019
Linkedin
Facebook - Plan M
Twitter - @maximmontenegro
YouTube - Plan M
"En Economía se puede hacer cualquier cosa, menos evitar las consecuencias."
John Maynard Keynes
INFORMES -
29 de Mayo de 2018

Cómo serán los aumentos para los jubilados tras la devaluación y la aceleración de la inflación

Tras la devaluación y el alza de la inflación, en la segunda mitad del año la nueva fórmula previsional puede proteger mejor sus haberes. Esto no significa que en 2018 los jubilados le vayan a ganar a la inflación, ni siquiera que logren mantener su poder adquisitivo a lo largo del año. Pero probablemente no pierdan tanto como el resto de los asalariados.  

Crédito:

En diciembre último el Gobierno avanzó con una modificación de la fórmula de movilidad de las jubilaciones, con el objetivo de conseguir un ahorro fiscal significativo en la transición. La vieja fórmula previsional del kirchnerismo actualizaba los haberes jubilatorios 2 veces al año (marzo y septiembre) en relación a la evolución de un índice salarial y a la recaudación previsional en el semestre anterior. Con la movilidad impulsada por el kirchnerismo, desde que se aprobó, en 2008, los haberes jubilatorios sólo perdieron fuerte con la inflación en dos años: 2014 y 2016, cuando, devaluación mediante, la inflación se disparó al 38% y las jubilaciones se ajustaron poco más de 30%. Semejante diferencia se explica porque en esos años de recesión, los salarios quedaron muy atrasados respecto de los precios y la recaudación previsional sintió el impacto de la pérdida de empleos y de la mayor informalidad laboral. Era una fórmula que potenciaba los aumentos de las jubilaciones con una economía en crecimiento o, al menos, siempre que la inflación no se disparara respecto del año anterior.

 La nueva fórmula impulsada por el macrismo implica que los haberes jubilatorios se actualizan en un 70% en base a la inflación del Indec y un 30% en relación a los evolución de los salarios, 4 veces al año (marzo, junio, septiembre y diciembre). El cambio de una fórmula a otra --la transición-- implicaba de por sí un importante “ahorro fiscal”, que de hecho el Gobierno consiguió en la primera parte del año. Así, por ejemplo, en marzo las jubilaciones aumentaron sólo 5,71%, teniendo en cuenta la inflación y salarios del trimestre julio-septiembre de 2017. (Mientras que en el anterior esquema, el aumento hubiera rondado entre 12 y 13%, porque incorporaba el aumento correspondiente a todo el semestre julio-diciembre 2017). Para subsanar parcialmente esa pérdida y presionado por la oposición, el Gobierno compensó parcialmente con un bono por única vez a los jubilados con haberes inferiores a 10 mil pesos y a los beneficiarios de la AUH. Sin embargo, en la primera parte del año los jubilados perdieron claramente frente a la inflación: según los datos de la Defensoría de la Tercera Edad, en el primer cuatrimestre la “canasta del jubilado” se encareció 10,1% y el IPC del Indec acumuló 9,6%.

  Recién en junio, con el aumento del 5,69% que arroja la nueva fórmula (en base a inflación y salarios del trimestre octubre-diciembre), los haberes de los jubilados se acercarán al aumento que en marzo suponía la vieja fórmula. Pero a partir de septiembre, debido a la aceleración de la inflación, los aumentos de los jubilados podrían ser mayores con la nueva fórmula. Según los cálculos de la Defensoría de la Tercera Edad, el aumento en septiembre (en base al trimestre enero-marzo) sería del 6,67%, mientras que en diciembre (ajustado por la inflación del trimestre abril-junio) no bajaría del 7%, teniendo en cuenta el salto de la inflación de abril y la que se espera para mayo y junio. Así, al final del año el aumento de las jubilaciones podría llegar al 27,5%, muy por encima de la mayoría de las negociaciones salariales. (En el primer semestre del año, los salarios y la recaudación previsional correrían muy por debajo de la inflación, con lo cual en la fórmula anterior el aumento de septiembre sería menor al acumulado de los aumentos de septiembre y diciembre. Pero de nuevo la “transición”, el cambio de una fórmula a otra, perjudica a los jubilados: porque no es lo mismo en una economía con la inflación en alza el aumento de un semestre en septiembre, que el de un trimestre en septiembre y otro en diciembre. Aunque de seguir acelerándose la inflación y la caída de la economía, la nueva fórmula también los protegerá mejor a principios de 2019).

  De cualquier manera, esto no significa que en 2018 los jubilados le vayan a ganar a la inflación, ni siquiera que logren mantener su poder adquisitivo a lo largo del año. Ya que si bien en diciembre podrían llegar a mostrar  que “empatan” con la suba de precios del año, mes a mes, a lo largo de todo el año correrán muy por detrás de la inflación. Y sufrirán por lo tanto una pérdida del poder de compra de sus haberes. Pero tal vez no pierdan tanto como otros asalariados.




   COMENTA
DATOS
TW
FB
WA
GL
09/01/2019

Pronósticos 2019 (parte III): sólo en Argentina y Venezuela la inversión caerá por segundo año consecutivo

Sólo en dos países de Latinoamérica cayó la inversión en 2018 y volverá a retroceder en 2019.

INFORMES
TW
FB
WA
GL
08/01/2019

Pronósticos 2019 (parte II): como en 2018, sólo Argentina y Venezuela con caida del PBI

Para este año se espera un crecimiento promedio para Latinoamérica del 2,3%. Todos los países de la región siguen creciendo. Dejando de lado la catástrofe de Venezuela, el único país que por segundo año consecutivo no crecería es Argentina.

ECONOMÍA
TW
FB
WA
GL
08/01/2019

Los pronósticos 2019 tras el papelón 2018: quién es el consultor más "pesimista" y quién el más "optimista"

Las principales consultoras prevén para 2019 que la economía caerá entre 0,5 y 2%. Mientras que la inflación rondaría alrededor del 30%. Sólo un consultor muy conocido va contra la corriente y proyecta crecimiento. En 2018 también era el más optimista.

DATOS
TW
FB
WA
GL
28/12/2018

La prueba de fuego en la previa de la campaña electoral: entre enero y junio, vencen 9.600 millones de LETES en dólares

Entre enero y junio, la fecha límite para la presentación de los candidatos presidenciales, vencen 9.627 millones de dólares de Letras del Tesoro. Será una prueba de fuego que puede potenciar la incertidumbre y la corrida al dólar en plena campaña electoral. Los vencimientos de las nuevas Letes que se emitan para "refinanciar" los actuales caerán casi todos para el próximo Gobierno.

INFORMES
TW
FB
WA
GL
27/12/2018

Qué hay detrás de la caida de la economía, por séptimo mes consecutivo, del 4% en octubre

En el acumulado de los primeros 10 meses del año, el EMAE retrocede 1,7% cuando en el primer trimestre crecía al 3,5%. En octubre, el comercio cayó 11%, la industria 5,3% y la construcción 4,7%.  ¿Se tocó el fondo de la recesión?

ECONOMÍA
TW
FB
WA
GL
27/12/2018

El anuncio de los nuevos tarifazos para 2019 confirma cuál es la única prioridad del Gobierno en el año electoral

Con la devaluación, los subisidios volvieron a dispararse: entre enero y noviembre aumentaron más de $ 62.000 millones, 35% más que el año pasado, cuando la meta era congelarlos nominalmente. El margen de maniobra del Gobierno para salirse del sendero de ajuste fiscal pactado con el FMI es nulo. Los anuncios atentan contra la meta de inflación y la apuesta a recuperar el consumo a partir de marzo. Pero hoy la única prioridad de la Casa Rosada es que el dólar no vuelva a descontrolarse durante la campaña electoral. La jugada política para evitar que Vidal y Larreta paguen el costo político del nuevo tarifazo en colectivos. 

ECONOMÍA
TW
FB
WA
GL
26/12/2018

El inversor que más le creyó a Macri, perdió más de U$S 1200 millones y todavía es optimista (pero no apuesta un sólo dolar más)

Michael Hasenstab, es el Jefe del fondo Global Macro de Templeton, y una de las estrellas del mundo financiero de los Estados Unidos. Hasenstab compró más de 6 mil millones de dólares de bonos argentinos en pesos y a tasa fija apostando a la fuerte desinflación que le prometieron Macri y Sturzenegger. Al revés de lo que esperaba y le prometieron, el peso se derritió y con él sus bonos. Ahora vuelve a la carga, una vez más, apostando (esta vez con la boca pero sin poner más plata) que la Argentina va a liderar la recuperación de los activos emergentes en 2019.

DATOS
TW
FB
WA
GL
26/12/2018

El mayor peso del ajuste del gasto está en la obra pública, los salarios públicos y las transferencias a provincias

Entre enero y noviembre, la obra pública cayó 4% respecto de igual período del año pasado. Con una inflación del 46%, un aumento de la recaudacion del 30% y del gasto público primario del 22%. En Viviendas, el recorte fue del 31%, casi $ 9.000 millones menos que el año pasado. El gasto en salarios públicos aumentó solo 18,8% y las transferencias a provincias 10%. Por el contrario, como consecuencia de la devaluación, volvieron a dispararse los subsidios: crecieron 35%.