TEMPERATURA ACTUAL ° |
17 de enero del 2019
17/ene/2019
Linkedin
Facebook - Plan M
Twitter - @maximmontenegro
YouTube - Plan M
"En Economía se puede hacer cualquier cosa, menos evitar las consecuencias."
John Maynard Keynes
INFORMES -
10 de Noviembre de 2018

El dólar en el piso de la banda, pero la tasa baja muy lentamente

El último informe del Banco Ciudad dice que la nueva política monetaria del Banco Central logró estabilizar el tipo de cambio. Incluso, tras la suba inicial, la tasa de interés comentó a ceder lentamente. El nuevo enfoque del Banco Central respecto al carry trade y los capitales especulativos de corto plazo. El desafío de seguir bajando la tasa de interés con un descenso simultáneo de la inflación.
 

Crédito:

   En el primer mes de implementación del nuevo esquema monetario y cambiario los resultados han sido positivos. El cumplimiento de la meta de crecimiento cero de la Base Monetaria vino acompañado de un descenso en la tasa de interés de referencia, en paralelo con un retroceso sostenido en la cotización del dólar, la cual se acerca al piso de la “zona de no intervención”, favorecida por la reversión del déficit de la cuenta corriente y por la mayor predisposición de los inversores a tomar posiciones en pesos.

   En octubre, el BCRA logró sobre-cumplir su objetivo de crecimiento cero de la Base Monetaria, alcanzando una absorción de $18.700 millones respecto a septiembre, con una contracción de la Base de 1,5% respecto a la meta. Este sobrecumplimiento se dio a pesar de continuarse con el programa de desarme acelerado de Lebacs, beneficiado (en parte) por las ganancias que registró la autoridad monetaria en el mercado de futuros ante el descenso en la cotización de la divisa y por las compras de dólares del Tesoro que también contribuyeron a retirar pesos de circulación.

    En un contexto de menores presiones para esterilizar pesos por parte del BCRA, durante el último tramo de octubre fue posible avanzar en un descenso en la tasa de referencia, tendencia que se sostuvo durante los primeros días de noviembre. Tras haber subido de forma rápida a comienzos de octubre, pasando de 67,18% a 73,5%, la tasa de las LELIQ (cuyo promedio diario constituye la tasa de referencia de la política monetaria) pasó a 68,05% a finales de mes y se ubicaba al cierre de la semana en 66,65%, acumulando una caída cercana a los 7 puntos porcentuales desde su máximo, retornando a niveles similares a los vigentes previos al lanzamiento del nuevo esquema monetario y cambiario.

   A pesar de esta baja de tasas, las presiones cambiarias se mantuvieron contenidas, y el tipo de cambio alcanzó al cierre de la semana los $35,36 a nivel mayorista, registrando una caída de 2,3% en lo que va de noviembre y acumulando un retroceso de 13,5% desde finales de septiembre. En estos valores la cotización del dólar se ubica tan sólo un 0,2% por arriba del límite inferior de la “zona de no intervención” dispuesta por la autoridad monetaria ($/USD 35,28 al día viernes 9/11), por lo que aún si la cotización no siguiera cayendo y se mantuviera constante, podría alcanzarse en las próximas jornadas la parte inferior de la banda cambiaria.

   En cuanto a los factores que vienen impulsando a la baja la cotización del dólar, actúa por un lado la reversión del déficit de cuenta corriente, con mejoras palpables tanto en lo que tiene que ver con el comercio de bienes como en el balance por servicios, sostenido esto último en una caída importante en la salida de divisas vinculada al turismo. A ello se suma además la combinación de una mayor oferta con una menor demanda de dólares por el lado de la cuenta capital, como resultado del creciente atractivo que muestran las inversiones en pesos, donde a los elevados rendimientos en moneda local se agrega el giro que verificaron las expectativas de devaluación. Muestra de esto último son los resultados del REM, que reflejaron un descenso en la expectativa para el tipo de cambio para diciembre, la cual pasó de $43,0 a $39,3 por dólar.

  Ahora bien, ¿qué podría ocurrir si el tipo de cambio perfora el piso de la “zona de no intervención”? En ese caso, el BCRA tendría la opción (pero no la obligación) de intervenir, comprando divisas para reforzar las reservas internacionales. Asimismo, según figura en el texto del acuerdo con el FMI, la autoridad monetaria no podría esterilizar las inyecciones de pesos derivadas de dichas compras de dólares, por lo que las intervenciones en el mercado de cambios resultarían en una expansión de la Base Monetaria, que pasaría a crecer de forma más acelerada en relación a los objetivos mensuales anunciados. Lo anterior tendería a inducir un descenso en las tasas de interés, relajando en alguna medida el actual sesgo contractivo de la política monetaria.

  Con la vista puesta en la evolución de los precios, el Banco Central se ha comprometido a mantener la tasa de política monetaria por arriba del 60% hasta tanto no se verifique un descenso significativo por dos meses consecutivos en las expectativas de inflación a 12 meses vista, lo cual impondría cierta cautela (y límites) en el corto plazo al relajamiento de la política monetaria.

   Por otro lado, y en línea con lo anterior, la autoridad monetaria ha comenzado a tomar medidas para desincentivar el “carry trade” (toma de deuda en dólares en el exterior para ser colocada en instrumentos en pesos) con vistas a moderar las presiones a la baja del tipo de cambio que puedan derivar en un relajamiento excesivo de las condiciones monetarias. El BCRA incrementó los encajes para los préstamos que los bancos reciben del exterior, los cuales, para las financiaciones de hasta 29 días (pasibles de tener un carácter más especulativo), pasaron de 0 a 23%. Si bien la medida apunta específicamente a desalentar las operaciones de “carry” realizadas por los bancos (reduciendo su rendimiento), pone de manifiesto la mirada de la autoridad monetaria en relación al ingreso de capitales de corto plazo en esta etapa del programa de estabilización.

   En suma, el programa monetario-cambiario instrumentado por el Banco Central ha tenido un comienzo positivo, logrando estabilizar el tipo de cambio junto con tasas de interés que tras la suba inicial han comenzado a orientarse a la baja. El desafío pasa por consolidar un sendero descendente en las tasas de interés que sea compatible con una baja sostenida de la inflación.

 

 

 

 

 




   COMENTA
DATOS
TW
FB
WA
GL
09/01/2019

Pronósticos 2019 (parte III): sólo en Argentina y Venezuela la inversión caerá por segundo año consecutivo

Sólo en dos países de Latinoamérica cayó la inversión en 2018 y volverá a retroceder en 2019.

INFORMES
TW
FB
WA
GL
08/01/2019

Pronósticos 2019 (parte II): como en 2018, sólo Argentina y Venezuela con caida del PBI

Para este año se espera un crecimiento promedio para Latinoamérica del 2,3%. Todos los países de la región siguen creciendo. Dejando de lado la catástrofe de Venezuela, el único país que por segundo año consecutivo no crecería es Argentina.

ECONOMÍA
TW
FB
WA
GL
08/01/2019

Los pronósticos 2019 tras el papelón 2018: quién es el consultor más "pesimista" y quién el más "optimista"

Las principales consultoras prevén para 2019 que la economía caerá entre 0,5 y 2%. Mientras que la inflación rondaría alrededor del 30%. Sólo un consultor muy conocido va contra la corriente y proyecta crecimiento. En 2018 también era el más optimista.

DATOS
TW
FB
WA
GL
28/12/2018

La prueba de fuego en la previa de la campaña electoral: entre enero y junio, vencen 9.600 millones de LETES en dólares

Entre enero y junio, la fecha límite para la presentación de los candidatos presidenciales, vencen 9.627 millones de dólares de Letras del Tesoro. Será una prueba de fuego que puede potenciar la incertidumbre y la corrida al dólar en plena campaña electoral. Los vencimientos de las nuevas Letes que se emitan para "refinanciar" los actuales caerán casi todos para el próximo Gobierno.

INFORMES
TW
FB
WA
GL
27/12/2018

Qué hay detrás de la caida de la economía, por séptimo mes consecutivo, del 4% en octubre

En el acumulado de los primeros 10 meses del año, el EMAE retrocede 1,7% cuando en el primer trimestre crecía al 3,5%. En octubre, el comercio cayó 11%, la industria 5,3% y la construcción 4,7%.  ¿Se tocó el fondo de la recesión?

ECONOMÍA
TW
FB
WA
GL
27/12/2018

El anuncio de los nuevos tarifazos para 2019 confirma cuál es la única prioridad del Gobierno en el año electoral

Con la devaluación, los subisidios volvieron a dispararse: entre enero y noviembre aumentaron más de $ 62.000 millones, 35% más que el año pasado, cuando la meta era congelarlos nominalmente. El margen de maniobra del Gobierno para salirse del sendero de ajuste fiscal pactado con el FMI es nulo. Los anuncios atentan contra la meta de inflación y la apuesta a recuperar el consumo a partir de marzo. Pero hoy la única prioridad de la Casa Rosada es que el dólar no vuelva a descontrolarse durante la campaña electoral. La jugada política para evitar que Vidal y Larreta paguen el costo político del nuevo tarifazo en colectivos. 

ECONOMÍA
TW
FB
WA
GL
26/12/2018

El inversor que más le creyó a Macri, perdió más de U$S 1200 millones y todavía es optimista (pero no apuesta un sólo dolar más)

Michael Hasenstab, es el Jefe del fondo Global Macro de Templeton, y una de las estrellas del mundo financiero de los Estados Unidos. Hasenstab compró más de 6 mil millones de dólares de bonos argentinos en pesos y a tasa fija apostando a la fuerte desinflación que le prometieron Macri y Sturzenegger. Al revés de lo que esperaba y le prometieron, el peso se derritió y con él sus bonos. Ahora vuelve a la carga, una vez más, apostando (esta vez con la boca pero sin poner más plata) que la Argentina va a liderar la recuperación de los activos emergentes en 2019.

DATOS
TW
FB
WA
GL
26/12/2018

El mayor peso del ajuste del gasto está en la obra pública, los salarios públicos y las transferencias a provincias

Entre enero y noviembre, la obra pública cayó 4% respecto de igual período del año pasado. Con una inflación del 46%, un aumento de la recaudacion del 30% y del gasto público primario del 22%. En Viviendas, el recorte fue del 31%, casi $ 9.000 millones menos que el año pasado. El gasto en salarios públicos aumentó solo 18,8% y las transferencias a provincias 10%. Por el contrario, como consecuencia de la devaluación, volvieron a dispararse los subsidios: crecieron 35%.