Contact Information

El ex jefe de Gabinete kirchnerista Aníbal Fernández admitió hoy ante la Justicia federal que los casi 9 millones de dólares que el ex secretario kirchnerista de Obras Públicas José López quiso esconder en un convento de General Rodríguez podrían provenir de sobornos de "los contratistas".
"Si es de la coima, auditen las obras públicas, porque si hay alguien que recibió un coima hay alguien que se la dio", manifestó Fernández a los periodistas en los tribunales federales de Comodoro Py al, según él, repetir lo que había declarado como testigo frente al juez federal Daniel Rafecas y el fiscal federal Federico Delgado.
Sin dar nombres ni señalar a nadie, Fernández incluso barajó la posibilidad de que haya podido haber "cartelización entre los contratistas" de obras públicas durante el kirchnerismo y "se pusieron todos de acuerdo para que ganara el que ganó" la licitación.