Contact Information

El viernes de la semana pasada, 29 de mayo, el Banco Central emitió una normativa para “reforzar” el cepo cambiario . Básicamente, estas medidas ajustaron el acceso al mercado oficial de cambios a las empresas importadoras y las personas físicas.

El comuncado enunciaba que las empresas que cuenten con dólares líquidos en el exterior deberán utilizarlos  (primeramente) para el pago de obligaciones con el exterior y no solicitarle los dólares (al tipo de cambio oficial) al BCRA.

Además, las empresas importadoras de bienes deben solicitar autorización previa al BCRA para acceder al mercado de cambios para el pago de obligaciones comerciales con el exterior si redujeron el monto vigente al 1 de enero de 2020.

Tambien la autoridad monetaria extendió además a 90 días previos y 90 días posteriores la restricción para realizar operaciones de contado con liquidación con títulos públicos para las empresas que requieran acceder al mercado oficial de cambios. Por útlimo, para personas físicas, extendieron a 90 días (anteriores y posteriores) el acceso al “dólar solidario” -200 dólares mensuales- para quienes hayan realizado la operatoria de “dólar bolsa”.

Este paquete de medidas, fundamentalmente el frenó a la venta de dólares al tipo de cambio oficial para importadores, permitió que el BCRA vuelva a comprar dólares en el mercado de cambios. Según informacion extraoficial, ya acumula compras por u$s 545 millones entre el viernes 29 de mayo (este día compro u$s 279 millones según los registros oficiales del BCRA) y el jueves 4 de junio incluido. Desde el 12 de diciembre de 2019, que el Central no compraba un monto mayor a los 200 millones de dólares (en un día) en el mercado de cambios.

Te puede interesar:   Sorpresa: qué hay detrás de los últimos datos de recaudación, gasto público y emisión monetaria

Este cambio de tendencia es clave para recomponer las reservas netas del BCRA. Ya que habían tocado un “piso” de u$S 7.667 millones el pasado 29/05 .Y venian con un ritmo de caída insostenible en el tiempo.

El nuevo “super cepo” tiene sus riesgos asociados, especialmente por las medidas de restricción de dólares a los importadores. La principal preocupación es que las empresas al tener que utilizar sus propios dólares para importar, en lugar de acceder a divisas al tipo de cambio oficial, es probable que valuen esos dólares (propios) al “valor de reposición” y no al dólar oficial. Es decir, que comiencen a tomar como cotización de referencia para fijar los precios de los productos a los “dólares alternativos”. Consecuentemente, ajusten los precios y eso impacte en la tasa de inflación.

Pero además muchas empresas también quedaron, por ahora, inhabilitadas para acceder al dólar oficial para pagar importaciones, o al menos bajo observación oficial, por haber solicitado créditos a tasa del 24% u otra tipo de asistencia por parte del Gobierno. Por ahora, el Banco Central decidió pisar la venta de dólares a importadores y eso tiene un costo, tarde o temprano, sobre el nivel de actividad, en particular para aquellas empresas que tienen frenados embarques de insumos en el puerto y no pueden retirarlos porque no consiguen los dólares para cancelar las operaciones.

Por otra parte , el BCRA ya giró más de billón de pesos asistir al Tesoro Nacional.  En lo que va de 2020 la asistencia al Tesoro Nacional  acumula 1.052.000 millones (1 billón, 52.000 millones de dólares). Un total de $312.000 millones en adelantos transitorios y $740.000 millones en transferencias de utilidades.

Te puede interesar:   Proyecciones 2021, dólar y plazos fijos atados al dólar

Solo en mayo transfirió en concepto de transferencia de utilidades, $430.000 millones al Tesoro Nacional. Para tener una magnitud en términos de la recaudación, el mes pasado, el Fisco recaudo $ 499.000 millones y recibió via emisión del BCRA $430.000 millones (equivalente al 86% de lo recaudado).

Vale señalar que por las utilidades registradas en los estados contables de los años 2018 (no utilizadas) y 2019, el BCRA tiene un tope de emsión de 2 billones de pesos en concepto de “Transferencia de utilidades”. Es decir, le quedan aún $1.260.000 millones (1 billón, 260.000 millones depesos) para financiar con emisión monetaria al Tesoro en lo que resta del año.