Contact Information

El BCRA estableció, a partir del  primero de agosto, una tasa de interés mínima para los depósitos a plazo fijo (menores a un millón de pesos) de 33% anual. La autoridad monetaria fijó el rendimiento de los plazo fijos minoristas al equivalente del 87% de lo que los bancos reciben por la colocación en Letras de liquidez (Leliqs) -38% anual- . La medida apunta a evitar que se profundice la “dolarización” de ahorros.

Desde abril pasado es la segunda vez que el BCRA sube la tasa de interés mínima de los depósitos a plazo fijo. A mediados de abril pasado el Central fijó la tasa mínimo en 26,6% anual  y en junio a 30% anual.

Esta estrategia del BCRA de aumentar el rendimiento en depósitos a plazo en moneda local permitió un incremento en el stock de plazos fijos del sector privado en 34,4% entre mayo y septiembre (último dato 02/09) .

Desde fines de abril viene subiendo fuertemente el stock de depósitos tras la regulación de la tasa mínima garantizada para plazo fijos por parte del BCRA. En especial, los depósitos mayoristas (de más de un millón de pesos) crecieron más fuertemente que los depósitos minoristas.

Según los datos publicados por el BCRA, entre el 01/05 hasta el 2/9  (último dato disponible) el stock de depósitos a plazo fijo subió $ 482.872 millones. Pasó de $1.401.852 millones a $1.884.724 millones.

El stock de depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos subió $368.903 millones- entre 01/05 y 02/09- , equivalente a una suba de 41,5%. 

Mientras que, en el mismo período, el stock de depósitos a plazo minoristas (menor a un millón de pesos) aumentó $ 113.969 millones. Pasó de 513.189 millones de pesos a 627.158  millones de pesos. Una suba de 22,2%.

Te puede interesar:   Los últimos números oficiales de la dolarización dentro del cepo que preocupan al Banco Central

Sin embargo, desde el primero de agosto la suba en el stock de plazos fijos minoristas fue mas importante que en los meses previos. Entre el 01/08 y el 02/09 , el stock de depósitos a plazo fijo en pesos (menores a un millón de pesos) subió 6,5%, un incremento de $38.388 millones.

La medida tomada por el Banco Central -de suba de la tasa de interés al 33% anual para depósitos a plazo fijo minoristas-  busca darle un mayor rendimiento al ahorrista minorista en depósitos a plazo. Para evitar una “dolarización” mayor en los próximos meses. Y que la tasa de interés mensual del plazo fijo no pierda contra la inflación.

Sin esta alternativa de ahorro en pesos, el elevado nivel de dolarización podría impactar en una mayor brecha cambiaria (diferencia entre el dólar oficial y “dólares alternativos”) .

Probablemente, para los ahorristas mayoristas será necesario un mayor incentivo en los próximos meses. Además, según las proyecciones del Relevamiento de Expectativas del Mercado del BCRA se esperan meses de mayor inflación. En septiembre las consultoras esperan 3,3% de inflación mensual,  en octubre 3,7%  y en noviembre 3,8%. Por ello,  podría ser necesario una suba de tasa de interés (nominal) para tener rendimientos en términos reales menos negativos que los actuales.

Una medida esperable es que se iguale la tasa mínima de interés garantizada por el BCRA para ahorristas minoristas y mayoristas. Si la brecha cambiaria vuelve a aumentar es posible también que el BCRA termine aumentando la tasa de referencia de política monetaria, es decir, la tasa de interés de las Leliqs.

Te puede interesar:   Cuánto tiempo tiene el Banco Central para frenar la pérdida de reservas y controlar al dolar

Amilcar Collante