Plan M
TEMPERATURA ACTUAL 16°
| 17 de junio del 2019
DATOS
19 de Febrero de 2019

Créditos: se triplicó la morosidad en la construcción, la industria y el comercio

Los datos del Banco Central muestran un fuerte salto en la morosidad de los créditos de las empresas en el sistema bancario. Sin embargo, la mora aún continúa en niveles inferiores a los índices registrados en la crisis de 2009. En los créditos hipotecarios ajustados por UVA el nivel de atraso en los pagos, a diciembre último, era todavía muy bajo.

Crédito:


Las empresas de construcción, comercio e industria tuvieron un fuerte salto en la morosidad en el pago de sus créditos debido a la recesión y las altas tasas de interés. Sin embargo, en los créditos hipotecarios UVA la morosidad todavía sigue siendo baja, aún tras la crisis de 2018.
   La mora en los préstamos del sector privado subió 72% entre diciembre de 2017 y diciembre último. Pasó del 1,8% de la cartera total al 3,1%. Pese a este repunte en la morosidad aun el nivel total está por debajo de los índices registrados en la crisis 2008/2009, tras el impacto de la crisis financiera internacional de las hipotecas “sub-prime” en Estados Unidos.
   Según el informe sobre estabilidad financiera del BCRA, en el caso del crédito a las empresas en diciembre de 2018 la cartera morosa fue de 2,4%. Esto representa una suba de 1,5 puntos respecto de diciembre de 2017, cuando la morosidad apenas llegaba al 0,9% de la cartera. Pero lo cierto es que la morosidad se más que duplicó, con un incremento del 166% de variación interanual.
   La mayor parte de esta suba esta generada por los sectores de la construcción, el comercio y la industria. Los 3 sectores fueron muy golpeados por la recesión, la devalución y las altas tasas de interés.
   • En la construcción la mora saltó del 1,9% del total de la cartera al 5,9%. Un aumento del 210% entre diciembre de 2017 y el mismo mes de 2018
    • En la Industria, la morosidad pasó de 0,88% a 2,7%. Es decir que se triplicó entre diciembre de 2017 y el mismo mes de 2018
    • Mientras que en el comercio la tendencia fue similar: pasó de 0,84% a 2,76% , es decir que aumentó más de tres veces.
    Sin embargo, los niveles actuales de morosidad del crédito (agregados) resultan todavía bajos si se los compara con los últimos 12 años. Y también en la comparación internacional con países vecinos siguen siendo aceptables. Aún tras la crisis, Argentina muestra un porcentaje similar al promedio de Latinoamérica (ver gráfico).
    La excepción a este salto en la morosidad se dio en los créditos hipotecarios. En diciembre de 2017, la mora era de 0,19% del total de la cartera y, tras la devaluación, la disparada de la inflación y las tasas de interés, los atrasos en el pago de los créditos hipotecarios aumentaron hasta 0,26% del total de la cartera. Un incremento módico –del 37%-- muy inferior al resto de los créditos.
   El 2017 fue el primer año en el que volvió el crédito hipotecario después de mucho tiempo sin crédito a largo plazo. La “novedad” fue el ajuste del capital por inflación de los créditos UVA. Ello puede traer problemas con el correr del tiempo, afectando la tasa de mora, si persisten las altas tasas de interés y la inflación sigue por delante de los salarios. Al menos hasta diciembre pasado, el BCRA registró que la irregularidad de los préstamos hipotecarios en UVA se ubicó en valores bajos, en torno a 0,19% del total, mientras que el resto de la mora en hipotecarios fue por otras líneas de crédito tradicionales. Por lo pronto la crisis barrió, por ahora, con todas las líneas de créditos hipotecarios.


Tags: CREDITOS - MORA - CONSTRUCCION - INDUSTRIA - COMERCIO - HIPOTECARIOS - BCRA -
   COMENTA