Contact Information

    El precio de la carne subió en enero pasado y se espera un mayor aumento en febrero y marzo. Según el IPCVA (Instituto de promoción de Carne Vacuna), el mes pasado los precios de los distintos cortes de carne vacuna mostraron alzas del 8,5% (promedio) y de 49,5% respecto de enero de 2018. En febrero continuarían los ajustes debido a una menor oferta, a las inundaciones que disminuyeron el ingreso de la hacienda a frigoríficos y a la presión por el aumento de exportaciones. La suba en la cotización de la hacienda en pie podría llevar a una actualización del precio minorista de la carne en torno a 25%/30 por ciento adicional. Sin embargo, el traslado a precios sería gradual , en cuotas, por el contexto recesivo.
   Según Guillermo Oliveto, director de la consultora W, especializada en tendencias de consumo masivo, el “peso de la comida” en el presupuesto del hogar promedio es 22,5% de los ingresos. Pero obvivamente “el peso” de la compra de estos productos va aumentando a medida que nos acercamos a la base de la pirámide de ingreso . Mientras en la clase alta el gasto de supermercado tiene un participación promedio del 7% del presupuesto familiar, el segmento más bajo destina en promedio un 53% de su presupuesto. Dentro de los alimentos hay algunos que son difíciles de moderar su consumo aun cuando suba fuertemente su precio. Olivetto afirma que en el comportamiento de consumo de los argentinos hay un anillo de bienes “no ajustables” o de bienes “intocables”. Entre ellos está la carne (también, la educación y la conectividad). Nos cuesta mucho reducir el consumo de carne , aun cuando aumente rápidamente de precio. Entre 2017 y mitad de 2018 el precio promedio al consumidor de los cortes más solicitados asado, vacío, nalga, carne picada, etc, tuvieron un movimiento similar y hasta a veces menor al promedio de los bienes de la canasta del consumidor que conforma el IPC. Sin embargo, desde medidos de 2018 y en particular los últimos meses aceleró el aumento en el precio del kilo vivo de novillos, novillitos y terneros. En febrero las variaciones interanuales se ubican entre 81% y más del 100%. Parte de ese aumento será traslado tarde o temprano al precio minorista de las carnicerías.
   De acuerdo al informe de IPCVA , en enero el precio de la carne vacuna en carnicerías mostró aumentos en promedio del 9% con respecto al mes anterior, y acumuló una suba del 52,9% en relación a enero de 2018. En los supermercados, en cambio, el incrementos fueron más moderados: 6,9% en enero 38,2% en el último año. La brecha entre los precios de la hacienda en pie (kilo vivo) y el equivalente de la carne al público se fue agrandando en estas últimas semanas. Los minoristas probablemente sigan ajustando los precios, pero quizás no puedan trasladar muy rápidamente estos aumentos al precio de mostrador porque la demanda está muy golpeada por la recesión. Sin embargo, entre febrero y marzo de alguna manera parte del brusco ajuste del precio de kilo vivo se trasladará a los minoristas. Un condimento nuevo que no estaba en los papeles del Gobierno. Después del dólar, el precio de la carne es uno de los precios que más sensibles para el bolsillo de los argentinos.