Contact Information

Con el caso Milagro Sala como telón de fondo, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, recibió al grupo de trabajo sobre Detención Arbitraria de personas de la ONU, que pidió el año pasado la liberación de la líder de la Tupac. “Nuestra expectativa no es que cambien de opinión, si no que conozcan toda la verdad. Hemos cumplido con el objetivo de la visita”, aseguró Morales.
Sin fotos y con café de por medio, la reunión se extendió durante una hora y la comitiva de la ONU se concentró más en escuchar que en hacer requerimientos. “Las preguntas de ellos fueron bastante generales acerca de nuestra visión sobre la Justicia, el valor que le damos a los programas de la ONU y demás”, aseguraron fuentes provinciales.

Luego de que este grupo de trabajo considerara, en su documento de Opinión N° 31, que la detención de Sala era “arbitraria”, el Gobierno invitó al equipo a visitar el país para constatar la situación. “Para nosotros es muy importante que hoy estén en Jujuy”, aseguró Morales, y recordó que “desde 2003 el Grupo quiso asistir al país y el gobierno anterior no lo autorizó”.
“Como miembros de un sistema internacional y como formamos parte de todos los convenios relacionados a los derechos de las personas, apenas nos enteramos de la Opinión, instruí al fiscal de Estado que se arbitren los medios necesarios para difundir toda la información”, resaltó el mandatario y agregó: “Se llevan mucha documentación de la provincia sobre todas las transformaciones que hemos realizado para la ampliación de derechos de las personas”.
 
En el encuentro estuvieron presentes el fiscal de Estado, Mariano Miranda, los ministros de Gobierno y Justicia, Agustín Perassi y de Seguridad, Ekel Meyer y la secretaria de Pueblos Indígenas, Natalia Sarapura. La delegación de la ONU estuvo integrada por los especialistas Elina Steinerte, de Letonia y Sètondji Adjovi, de Benin, quienes concurrieron acompañados de los asesores e intérpretes.