Contact Information

El dólar mayorista subió 18,4% en lo que va de 2020 y cotiza 70,9 pesos por dólar. El punto clave es saber si el dólar oficial está “caro o barato” respecto de otros momentos históricos .

Para ello, debemos recurrir al llamado “dólar real multilateral a valores de hoy”: tomamos la cotización del dólar en distintos puntos del pasado y lo traemos al presente adicionándole la inflación en Argentina y ajustándolo con los precios (tipo de cambio e inflación) durante el período de los principales “socios comerciales”: Brasil, Estados Unidos, China y la Unión Europa.

Veamos en una perspectiva más histórica en qué nivel se encuentra el dólar (mayorista) de hoy de 70,9 pesos:

— El dólar de pico de crisis de 2002, tras el estallido de la Convertibilidad, cuando el dólar alcanzó un máximo de 4 meses, en junio de 2002, equivaldría a unos 120,9 pesos a valor actual.

— El actual nivel de dólar oficial real está todavía lejos del dólar “recontra alto“ de la presidencia de Néstor Kirchner, entre 2003 y 2007. Aquel dólar nominal de 3 pesos en promedio, ajustado por inflación a los valores de hoy equivaldría en la actualidad a un dólar de casi 97 pesos.

Ese dólar “recontraalto”, estabilizado tras la salida de la convertibilidad con niveles de inflación relativamente bajos, permitió impulsar las exportaciones, acumular fuertes superávit comerciales e incrementar aceleradamente las reservas del Banco Central.

En 2020,  pese a tener un superavit comercial record de u$S 6.612 millones en los primeros 5 meses. El BCRA no solo no logró acumular reservas.Sino que acumulo ventas netas por u$S576 millones .

El dólar promedio de 2003-2007 es un valor similar al “dólar solidario” o “dolar turista” actual (el tipo de cambio oficial más el impuesto PAIS del 30% ), que actualizamente sólo sirve de referencia para aquellas personas que pueden comprar U$S 200 mensuales dentro del CEPO.

Te puede interesar:   Qué hay detrás del 2,2% de inflación de junio

— El dólar de Cristina Fernández al inicio de su primer mandato (diciembre de 2007)  era de 96,7 pesos actuales, un dólar muy competitivo.

— Pero en diciembre de 2011 cuando impuso el cepo tras ganar su reelección, el dólar ya se había atrasado fuertemente: a valores de hoy equivaldría a un dólar de casi 67,1 pesos. El dólar ya estaba atrasado. En diciembre de 2015, Cristina dejó un dólar real a valores de hoy de 46 pesos.

— Tras la devaluación al inicio de su mandato (que llevó el dólar a unos 63 pesos a valores de hoy), Mauricio Macri volvió a exagerar el atraso cambiario y en diciembre de 2017 (tras la elección legislativa de medio término) el dólar real a valores de hoy cotizaba en 53 pesos.

—  A los precios de julio, el dólar (oficial) de agosto pasado -previo a la PASO- equivale a un tipo de cambio mayorista de 68,4 pesos. Mientras que el dólar de la semana posdevaluación de las PASO equivaldría a un dólar algo superior a los 90,3 pesos actuales.

El dato a tener en cuenta es que en junio del 2002, en el pico de la crisis cambiaria del estallido de la convertibilidad, el dólar a valores de hoy llegó a 120,9 pesos.  Es decir que si el Gobierno logra cerrar la renegociación de la deuda y estabilizar las expectativas con un programa economico (monetario y fiscal) de mediano plazo, los actuales valores de los dólar blue (127 pesos ) deberían ser un “techo” en términos reales para la cotización.

Pero con un clima de “desconfianza” y con la posibilidad de un default duro o una extensión de la renegociacion de la deuda, el dólar actual de casi 71 pesos , sigue luciendo “barato”.  Por ello, los importadores intentan adelantar sus pagos al dólar oficial y los exportadores retienen la liquidación de divisas , esperando una mayor cotización a futuro.

Te puede interesar:   La verdad del dólar blue a 140 pesos y la carrera contra reloj del Banco Central

Es lógico que si se disparan las expectativas de devaluación, el dólar oficial podría alcanzar cualquier valor, incluso superar al “blue” actual, con el consiguiente impacto inflacionario. Sin anclar las expectativas con un plan económico, no tiene sentido ninguna comparación histórica.