Contact Information

Según la AFIP, la recaudación de julio fue de $559.092 millones, un 24% superior a lo recaudado en el mismo periodo de 2019. Esto representa una caída de 13% en términos reales (descontando la inflación). La caída en los ingresos fiscales refleja que continúa el impacto de la pandemia y las medidas de aislamiento obligatorio (especialmente en el AMBA). Sin embargo, la caída es menos profunda que en junio pasado cuando bajó 15,7% en términos reales.

Según lo informado por AFIP, en julio pasado el impuesto al valor agregado (IVA), que está vinculado al consumo y actividad, subió sólo 10,1% en términos nominales (respecto a mismo periodo de 2019). Es una caída de 22,7% descontando la inflación.

El impuesto al cheque  -impuesto sobre los créditos y débitos- subió 26,6% en términos interanuales (nominal). Equivalente a una merma de 11,1% en términos reales.

Mientras que la recaudación de seguridad social, vinculada al mercado laboral, tuvo un incremento de 18,5% respecto de julio de 2019. Es decir, cayó un 16,8% descontando la inflación acumulada en los 12 meses previos.

El Impuesto PAIS (recargo de 30% sobre los consumos en el exterior y para compra de dólares) tuvo una recaudación récord en julio, totalizando $20.018 millones. Es decir, un 41,8% más que en junio de 2020. El total recaudado por el Impuesto PAIS fue equivalente al 3,6% de la recaudación total del mes de julio .Vale señalar que, en junio el impuesto PAIS representaba un 2,6% del total recaudado.

En los primeros 7 meses del año el impuesto PAIS acumula una recaudación de 67.723 millones de pesos. Este salto en la recaudación del Impuesto PAIS obedece a una mayor demanda de dólares para atesoramiento y al “tibio” repunte en las compras con tarjeta en el exterior. Según información extraoficial, en julio pasado hubo 4.000.000 personas que compraron “dólar solidario”.

Te puede interesar:   El optimismo de las proyecciones del Presupuesto 2021

En tanto, los derechos de exportación (retenciones) en julio subieron 12,6% interanual. Esto equivale a una baja de 21% en términos reales.

El mes pasado el Tesoro Nacional recibió casi $ 559.092 millones producto de la recaudación impositiva. Y $ 220.000 millones por emisión del BCRA (en concepto de transferencias de utilidades y adelantos transitorios). Es decir, maquinita equivalió casi al 40% de la recaudación tributaria.

En abril pasado la asistencia del Central al Tesoro Nacional vía emisión de pesos equivalía al 86% de la recaudación de dicho mes. En otras palabras, la dependencia del Tesoro Nacional a la asistencia del BCRA tuvo una reducción significativa, pero continua elevada (ver gráfico).