Plan M
Plan M
TEMPERATURA ACTUAL 11°
| 19 de octubre del 2019
DATOS
01 de Octubre de 2019

Las claves del fuerte salto de la pobreza al 35,4%, que no será el peor dato de la gestión Macri

Qué hay detrás las cifras del primer semestre de 2019. Los 3 datos que marcan la gravedad de la crisis. 

Crédito: Hacer click en la imagen para agrandar


    Según el Indec, en el último año 3,8 millones de personas cayeron en la pobreza y unos 1,3 millones en la indigencia. En todo el país ahora hay 15,9 millones de personas pobres, de las cuales 3,5 millones son indigentes, es decir, no alcanzan a comprar con un ingresos una canasta básica de alimentos para realizar "una actividad física moderada", según la propia definición del Indec.

   Durante el primer semestre de 2019, la pobreza subió a 35,4% frente al 27,3% del primer semestre de 2018 (+ 8,1 puntos porcentuales). Mientras que la población bajo la línea de indigencia alcanzó el 7,7% contra el 4,9% de un año atrás.

   Son datos del primer semestre de 2019, por lo que no serán los peores datos de pobrezas con los que cerrará el mandato del presidente Macri. Dada la nueva devaluación de agosto y la aceleración de la inflación, la pobreza en el segundo semestre del año tendría un piso de 38%, pero ese dato recién se conocerá en el verano.

   Es difícil establecer el punto de partida da la gestión Macri, porque el Indec durante el gobierno de Cristina directamente dejó de publicar los datos de pobreza por ingreso, tras las manipulación de las cifras de inflación y de la propia canasta de la pobreza realizada por Guillermo Moreno. Sin embargo, la medición del Observatorio Social de la UCA (Universidad Católica Argentina) que lleva su propia medición de hace más de una década arrojaba para 2015 una pobreza de entre 28/29%.

    Vale recordar que la última medición del Indec, antes de la manipulación, a principios de 2007 mostraba una pobreza en el 26,7%, tras la etapa de fuerte reactivación y crecimiento de los primeros 4 años de la gestión Kirchner. En el pico, tras el estallido de la convertibilidad en diciembre de 2001, la pobreza había alcanzado, según cifras oficiales, el 51,7% en mayo de 2003.   

    La primer medición oficial de la era Macri, con el nuevo Indec, mostró para el segundo trimestre de 2016, el peor momento tras la devaluación de diciembre de 2015, un registro de pobreza del 32,6%. Contra ese pico pidió Macri que evaluaran su gestión, imaginándose a partir de allí un descenso ininterrumpido. Sin embargo, tras alcanzan un piso de poco más del 25% en el segundo semestre de 2017, la crisis del último año y medio estalló todos los índices. 

    Tres datos adicionales marcan la gravedad de los últimos datos de pobreza, que insistimos serán todavía peores cuando se conozcan los datos del segundo semestre de 2019:

1) El 52,6% de los niños de hasta 14 años se encuentran bajo la línea de la pobreza. Es decir, uno de cada dos niños es pobre. La indicencia de la pobreza en los niños subió más de 10 puntos porcentuales respecto al primer semestre de 2018. Esto significa que hay en el país 3,5 millones de chicos pobres, 1,3 millones más que hace un año.
     
     Además, el 13% de los niños (es decir, 13 de cada 100 niños) son indigentes en Argentina, cuando hace un año ese registro era del 8%. Así, en el primer semestre de este año, había 1,2 millones de niños de hasta 14 años indigentes, casi 500.000 más que un año atrás.

   En tanto, entre los jóvenes de 15 a 29 años, la pobreza aumentó del 32,9% al 42,3%.

2) La pobreza en los partidos del Gran Buenos Aires, el área más densamente poblada del país, aumentó al 31,9% al 39,8%.

3) Los pobres son cada vez más pobres. O dicho de otro modo, están cada vez más lejos de poder compran la canasta básica que marca la línea de la pobreza.

    En el primer semestre, la brecha de ingresos promedio de los hogares pobres y la canasta de la pobreza llegó al 39,3% mientras que un año atrás era del 36%. Esto significa que en promedio a los hogares pobres les faltan casi 12.000 pesos mensuales de ingresos para salir de la pobreza medida por el Indec. Es decir que apenas cubren con sus ingresos el 60% del valor de la canasta de pobreza.

    Vale recordar que en agosto pasado (último dato oficial) la canasta de la pobreza se ubicada en los 33.000 pesos mensuales para una familia tipo (matrimonio y dos hijos). Mientras que la canasta básica de alimentos (que mide la línea de indigencia) costaba unos 13.000 pesos mensuales, para la misma familia tipo.

    La combinación de recesión e inflación durante 3 de los 4 años del mandato de Macri llevaron el índice de pobreza al récord en la gestión de Cambiemos. El ingreso real de los hogares se vió afectado tras la crisis cambiaria de 2018. El salario real cayó 12 puntos porcentuales el año pasado .Y en 2019 lejos de recuperar siguió cayendo (acumuló una caída real de 4 puntos porcentuales en el primer semestre). La caída fue aún mayor para trabajadores informales. A eso se suma la destrucción de empleo formal (unos 150.000 puestos de trabajo) e informal en el último año.

    Como ya dijimos,  los índices de pobreza e indigencia aún no han reflejado el impacto de la PASO con la devaluación (de 45 a 60 pesos), aceleración de la inflación y más recesión. Según la consultora Ecolatina, el índice de pobreza rozará el 40% en el segundo semestre de 2019. Mientras que las estimaciones de la propia UCA hablan de un piso del 38%.


Tags: POBREZA - INDIGENCIA - INDEC - CRISIS ECONÓMICA - MACRI - CRISTINA - NIÑOS POBRES - UCA - POBREZA GESTIÓN MACRI -
   COMENTA