CARGANDO

Plan M
TEMPERATURA ACTUAL 23°
| 18 de abril del 2019
DATOS
29 de Noviembre de 2018

Los números del G-20 y el peso de Argentina

 Junto con Sudáfrica, Argentina es el país del grupo de menor tañano por PBI. Es la economía con mayor inflacion y este año es la única que no crece. Además, es la única con un acuerdo vigente con el FMI. Qué puede esperar Macri de la cumbre en Buenos Aires. 

Crédito:

  El G20 es un foro para la cooperación económica, financiera y política: aborda los grandes desafíos globales y busca generar políticas públicas que los resuelvan. 

Está compuesto por la Unión Europea y 19 países: Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía.
  Algunos datos para entender la importancia del G-20, que se reune por estas horas en Buenos Aires, y el peso de Argentina en ese grupo.
   Dentro de este foro, Estados Unidos sigue siendo la economía más grande del planeta, seguida por la Unión Europea como bloque regional, y por China como país (ver gráfico). 
    Junto con Sudáfrica, Argentina es el país del grupo de menor tañano por PBI. Por su puesto califica como la economía, por lejos, con mayor inflación, y este año es la única que no crece. Además, es la única con un acuerdo de asistencia financiera vigente con el Fondo Monetario.
   Según un informe de Marcelo Elizondo, experto en comercio internacional y director de la consultora DNI, el G-20 representa: 

-- El 85% del PBI mundial. Para tener una idea, Argentina representa apenas el 0,3% de las exportaciones mundiales.
-- El 75% del comercio internacional.
-- El 66% de la población mundial.
-- El 75% de los flujos de inversión extranjera directa salen de países del G-20.
-- El 58% de la inversión extranjera mundial la reciben los países del G-20.
   En cuanto a la Argentina, el 61% de su exportaciones van al G-20 y el casi el 80% de la inversión extranjera tiene origen en países del grupo.
  Para Elizondo, lo máximo a lo que puede aspirar Macri de esta reunión del G-20 es que no suceda nada extraño. Que todo salga como está previsto, desde el punto de la seguridad y la organización. Y en todo caso aprovechar las reuniones bilaterales con los jefes de estado de las principales potencias para avanzar en las negociaciones comerciales, de financiamiento para proyectos de infraestructura y en la agenda de inversiones. 
   Dentro del G-20, las tensiones entre Estados Unidos y China definirán el ritmo de la cumbre. En la guerra comercial en la que están embarcados, Trump defiende una política proteccionista --Estados Unidos es hoy el primer importador mundial-- y Xi Jinping --secretario general del partido comunista chino-- avanza con la agenda del libre comercio, siendo China hoy el principal exportador de productos manufacturados del mundo. 
   En ese contexto, la administración Macri necesita del apoyo de las dos superpotencias. Trump fue quien destrabó el crédito por U$S 57.000 millones del FMI y el plan de emergencia para llegar al 2019 sin una crisis todavía mayor. En tanto que casi un cuarto de las reservas actuales del Banco Central son el swap de monedas con China, un respaldo financiero que comenzó en la gestión de Cristina y que el Gobierno espera anunciar su ampliación en los próximos días. 



   COMENTA