Contact Information

Según los números del Ministerio de Economía, en los primeros 11 meses del año el déficit primario (acumulado) fue de 1,77% del PBI frente a la meta anual de 2,5% del PBI. Desde el desembarco de Massa en el Ministerio de Economía se profundizó el ajuste fiscal y el gasto público ya acumula, en términos reales, 5 meses consecutivos de caída. ¿Cuáles fueron las partidas del gasto que más ajustaron?

En los primeros once meses del año, el déficit fiscal alcanzó 1,77% del PBI (excluyendo las rentas de la propiedad que superen el tope del 0,3% del PBI)  y el déficit financiero (incluyendo intereses de la deuda) fue de 3,3% del PBI.

Con estos números al Gobierno le queda un margen de $563.000 millones de pesos (equivalente a 0,8% del PBI) para el último mes de 2022. Así, los números apuntan a cerrar el año  2022 en línea con la meta fijada por el FMI de un déficit primario de 2,5% del PBI.

Según el informe “Monitor de Ajuste del Gasto” de la consultora Analytica,  en la tercera semana de diciembre, el gasto primario real fue 7% superior respecto de igual semana de noviembre. Sin embargo, se contrajó  un 42,3% respecto a mismo periodo de 2021 –ambos en términos reales. El ajuste en el mes de  diciembre se concentró en la obra pública, los subsidios económicos y las transferencias a las provincias.

El ajuste de Massa  vino a “poner en caja” los números fiscales del primer semestre de 2022 en el que el ex ministro Martín Guzmán aceleró el desequilibrio fiscal y apuntaban a terminar por encima del 3% del PBI.

 Según el informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) que analiza la ejecución presupuestaria, en los últimos cinco meses (julio a noviembre) los gastos primarios cayeron 18,8% (promedio) en términos reales, respecto de mismo periodo de 2021. Contrariamente, en el primer semestre, durate la gestión Guzmán, el gasto público crecía al 12,5% en términos reales (descontando la inflación).

Te puede interesar:   A dónde fueron los dólares del superávit en 2022 y por qué será más difícil sumar reservas en 2023

Desde julio, se inició un ajuste de gasto, principalmente aplicando “topes” en términos nominales, permitiendo un ajuste significativo en términos reales vía licuación inflacionaria. Además las partidas que a ese momento estaban sub-ejecutadas perdieron el crédito para los meses siguientes.

Así, según lo informado por la OPC, en julio el gasto cayó 11,5% interanual, en agosto 20,4%, en septiembre 15,9%, en octubre 16,8%, hasta llegar a la caída récord de 27,7% en noviembre, siempre en términos reales.

El análisis que realiza la Oficina de Presupuesto del Congreso toma el criterio de devengado de los créditos y débitos. Por ello, difiere respecto del cálculo realizado por el Ministerio de Economía en base caja, lo que efectivamente se paga.

¿EN QUÉ PARTIDAS DEL GASTO SE CONCENTRÓ EL AJUSTE FISCAL?

Según los datos del Ministerio de Economía, en base caja, en el mes de noviembre continuó el ajuste fiscal. El gasto primario corriente cayó un 9,1% (var. Interanual real). Así, registró su sexto mes consecutivo de caída en términos reales (descontando la inflación) .

Las partidas del gasto que mayormente explican esta contracción del gasto fueron: “prestaciones sociales” y los “subsidios económicos”. Prácticamente todas las partidas más importantes cayeron en términos reales a excepción de la “obra pública” (gastos de capital).

Vales señalar, que 5,5 de cada 10 pesos que gasta el Estado son “Prestaciones Sociales” (incluye jubilaciones, pensiones, asignaciones familiares y programas sociales, entre otros).

En noviembre pasado, las prestaciones sociales (jubilaciones y gasto social) cayeron 4,2% interanual en términos reales (descontando la inflación). Y promediaron caídas en lo que va del segundo semestre del año de 5,6% (descontando la inflación).

Te puede interesar:   Faltan muchos dólares y el Gobierno apuesta a recomprar U$S 1.000 millones de deuda: los objetivos

Mientras que en el primer semestre se incrementaron a un ritmo del 10,1%. En el acumulado de los primeros 11 meses del año la partida de “prestaciones sociales” todavía registran un incremento de 1,8% en términos reales (descontada la inflación).

El rubro “Jubilaciones y pensiones” reflejó una caída de 9,2% interanual -en términos reales- en noviembre pasado por la aceleración inflacionaria y el rezago en la actualización por la ley de movilidad jubilatoria. Así, en los primeros 11 meses de 2022, la partida de “Jubilaciones y pensiones” acumula una caída de 0,9% respecto al mismo periodo de 2021.

Asimismo, la AUH (asignación universal por hijo) cayó 14% en términos reales en el acumulado de los primeros 11 meses del año.

Contrariamente, el rubro “otros programas sociales” (que no incluye a la AUH) registró un incremento interanual de 10,4% en términos reales. En los primeros 11 meses del año esta partida se contrajo un 13,6% en términos reales.

En el informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) se destaca que dentro de “otros programas sociales” la partida destinada a “políticas alimentarias” cayó un 5,2% en términos reales en el acumulado de los primeros 11 meses del año. Por una actualización del valor de la “Tarjeta Alimentar” que estuvo por debajo de la inflación.

La otra partida que ajustó fuerte en la segunda parte del año fueron los “subsidios económicos”. En noviembre pasado fue uno de rubros con mayores recortes en el mes. Los subsidios a la energía cayeron 34,2% interanual  y los subsidios al transporte 13,3% interanual (ambos en términos reales). Y la cuenta de subsidios económicos cayó 29,9% interanual en términos reales.

Te puede interesar:   Negociación con Brasil por la "moneda cómun" y necesidad de corto plazo de ahorrar dólares

En los primeros 11 meses del año los subsidios económicos (energía principalmente, y en menor medida transporte) ascendieron a $ 2  billones y equivalen a 2,5% del PBI.

Hay que destacar que en la primera parte del año la disparada en el precio internacional de la energía impacto en la carga de los subsidios económicos. Así, en el primer semestre las partidas de “subsidios energéticos” crecieron 44,2% interanual en términos reales (en promedio)  y en los 5 meses siguientes cayeron a un ritmo del 16,1% (promedio) en términos reales.

Otra de las partidas que tuvo recortes fueron las “Transferencias a las provincias” que cayeron 27,1% interanual en noviembre (en términos reales).. En el acumulado de los primeros 11 meses de 2022, las transferencias a las provincias se recortaron 6,9% en términos reales.

Dentro de los recortes en “Transferencias a las provincias” se destaca una disminución de 53,2% de las transferencias a las cajas provinciales previsionales y las transferencias vinculadas a salud (hospitales provinciales) de  45,5%, siempre en términos reales.

El gasto en salarios públicos, en noviembre pasado, subió marginalmente un 0,6% (en términos reales). Y los primeros 11 meses del año el gasto en salarios públicos le gana a la inflación y sube un 7,2% en términos reales, respecto del mismo período de 2021.

Los “gastos de capital” (obra pública) crecieron en noviembre 10,9% interanual respecto del mismo mes de 2021, en términos reales. En los primeros 11 meses del año, acumulan un incremento de 26,1% interanual en términos reales.


Por último, los pagos por intereses de la deuda se dispararon en noviembre 46,8% interanual, respecto del mismo período de 2021. El monto acumulado de los intereses de deuda en los primeros 11 meses del año alcanzo $1,25 billones. Crecieron 9,9% en términos reales, respecto del mismo período de 2021.