Contact Information

Mauricio Macri llamó a Donald Trump para pedir que la Argentina quede exceptuada de los aranceles para las importaciones de acero y aluminio que anunció el presidente de Estados Unidos en las últimas semanas. El presidente argentino y su par estadounidense hablaron por teléfono poco después del mediodía, según revelaron a Clarín fuentes del Gobierno.
En pocas horas, el gobierno argentino difundirá en combinación con Washington los detalles y el resultado de la conversación entre los dos presidentes. Una posibilidad es que, si no hay excepción para la Argentina, se negocie una rebaja del sobre arancel anunciado.
El jueves, la Cancillería argentina difundió un comunicado en el que adelantaba que el Gobierno argentino iba a dialogar "con las autoridades correspondientes de los EE. UU. con miras a lograr la excepción de esos aranceles para las exportaciones argentinas de ambos productos".
Ese día, Washington había confirmado que las importaciones de aluminio serán gravadas con un sobre arancel del 10%, y las de acero, del 25%.
El viernes pasado, cuando el arancel había sido anunciado pero aún no confirmado el Ministerio de Producción y la Cancillería Argentina habían enviado notas al titular del Departamento de Comercio y al Representante de Comercio norteamericano pidiendo que la Argentina quedara exceptuado de los aranceles, del mismo modo que ocurre con Canadá y México.
Como argumento, el gobierno destacó "la baja participación que tienen las ventas nacionales en el mercado norteamericano". "En efecto, las exportaciones argentinas representan sólo 0,6% del acero y 2,3% del aluminio de todas las importaciones que hace EEUU en ambos rubros y por lo tanto Argentina no es causante ni contribuye a las distorsiones que afectan a los mercados mundiales y a los EEUU.", informó el comunicado de la Cancillería.