Contact Information

El secretario de Comercio, Miguel Braun, se mostró confiado hoy en que, a partir de febrero cuando empiece a regir el programa de Precios Transparentes, los valores de los productos tendrán una rebaja del 20 por ciento para pagos al contado, que no solo incluirá efectivo, sino también con tarjetas de débito y de crédito en una sola cuota.
En declaraciones a Radio Con Vos, Braun sostuvo que el sistema anunciado ayer por el Gobierno, que obliga a diferenciar el costo de financiación de los pagos en cuotas, hará que los comercios bajen los precios al contado “para vender más” y permitirá “más competencia entre los financiadores”.
Braun consideró que la medida permitirá una baja de “más o menos el 20 por ciento, que es el costo de financiamiento”, en el precio de los productos que se paguen en “efectivo, con débito o en una cuota con tarjeta de crédito u otros medios alternativos”. 

“Si los comercios no bajan los precios, eso puede ser un indicio de que hay una cartelización y habrá que investigarlo”, advirtió el funcionario, quien indicó que el comercio va a tener que explicitar: “Si pagás al contado vale 100 y si lo pagás en cuotas son 12 cuotas de 10, es decir 120”.
El funcionario admitió que “en el mercado de las tarjetas de crédito hay poca competencia” y está “muy cartelizado”, tal como lo determinó un dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.
“Lo que va a pasar (con la aplicación de la nueva medida) es que al explicitarse el costo financiero total, va a haber más competencia entre los financiadores y vamos a pasar a un sistema normal, donde los comercios compiten por dar el mejor precio y las tarjetas y los bancos por dar el mejor financiamiento”, expresó el secretario de Comercio.
Braun destacó que el Gobierno no cree “en los controles de precios, sino en generar condiciones de competencia”.
Consultado acerca de si los consumidores podrán diferenciar claramente las ventajas del nuevo sistema, el funcionario señaló que “los argentinos estamos acostumbrados a vivir en los últimos años con alta inflación y eso hace que nos fijemos en los precios”.
También se mostró “optimista” en cuanto al aumento de la actividad comercial, ya que “la economía arrancó y va a haber un crecimiento del consumo”.