Contact Information

Según la AFIP, la recaudación de junio fue de $545.963 millones , un 20,1% superior a lo recaudado en el mismo periodo de 2019. Esto representa una caída de 15,7% en términos reales (descontando la inflación). La caída en los ingresos fiscales refleja que continúa el impacto de la pandemia y las medidas de aislamiento obligatorio.

Sin embargo, la caída es menos profunda que en mayo pasado cuando bajó 21,6% en términos reales.

En junio pasado el impuesto al valor agregado (IVA) , que está vinculado al consumo y actividad, subió sÓlo 11% en términos nominales (respecto a mismo periodo de 2019). Es una caída de 22,1% descontando la inflación.

El impuesto al cheque  -impuesto sobre los créditos y débitos- subió 23,9% en términos interanuales (nominal). Equivalente a una merma de 13% en términos reales.

Mientras que la recaudación de seguridad social, vinculada al mercado laboral, tuvo un incremento de 22,4% respecto de junio de 2019. Es decir, cayó un 14% descontando la inflación acumulada en los 12 meses previos.

El Impuesto PAIS (recargo de 30% sobre los consumos en el exterior y para compra de dólares) recaudó en junio $14.116 millones. Un 18% más que en mayo de 2020.

Vale recordar que en el primer cuatrimestre del año había recaudado 33.590 millones de pesos. Este aumento en la recaudación del Impuesto PAIS obedece a una mayor demanda de dólares para atesoramiento. Ya en mayo pasado hubo 2.400.000 personas que compraron “dólar solidario”. Es muy probable que en junio se hayan incrementado todavía más las compras para atesoramiento.

En tanto, los derechos de exportación (retenciones) en junio subieron 28,1% interanual. Esto equivale a una baja de 10% en términos reales.

Te puede interesar:   El verdadero motivo detrás de la suba del dólar blue a 136 pesos que preocupa al Banco Central

Hay dudas sobre la evolución de la recaudación tributaria de julio, ya que las mayores restricciones en las medidas de aislamiento en el AMBA pueden deteriorar nuevamente la actividad económica. Los ingresos tributarios pueden volver a caer (en términos reales) a tasas mayores que las registradas en junio.

El mes pasado el Tesoro Nacional recibió casi $ 546.000 millones producto de la recaudación impositiva. Y $ 200.000 millones por emisión del BCRA (en concepto de transferencias de utilidades hasta el 29/06). Es decir, el equivalente a 36% de los ingresos del Fisco son vía la “maquinita “del BCRA.

Debemos señalar que, en mayo pasado la asistencia del Central  al Tesoro Nacional via emisión de pesos había sido equivalente al 86% de la recaudación de dicho mes (ver gráfico).

Con esta dinámica en los ingresos fiscales, sumada a la política expansiva del gasto público necesaria para amortiguar los efectos de la pandemia –que crecen a casi 100% interanual-, nuestras  proyecciones de déficit fiscal primario (antes del pago de intereses de la deuda) para 2020 se elevaron a 7% del PBI.