Contact Information

Según la AFIP, la recaudación de octubre fue de $642.104 millones, un 43,9% superior a lo recaudado en el mismo período de 2019. Esto representa un aumento de 5,4% en términos reales (descontando la inflación). Es el segundo mes consecutivo que la recaudación crece en términos reales. Sin embargo, si tomamos los impuestos vinculados a la actividad (IVA e Impuesto al Cheque) la recaudación todavía cae 6,2% en términos reales.

Según lo informado por AFIP, en octubre pasado el impuesto al valor agregado (IVA), que está vinculado al consumo y actividad, subió 28,6% en términos nominales (respecto al mismo periodo de 2019). Es una caída de 5,8 % descontando la inflación.

Vale señalar que en octubre de 2019, post resultado de las PASO y salto del dólar oficial, el Gobierno de Macri decidió eliminar el IVA a productos de la canasta básica, que a partir de enero 2020 la administración Alberto Fernández restituyó. Así que la caída interanual del Impuesto al Valor Agregado es en realidad mayor a la registrada por AFIP.

En tanto, el impuesto al cheque  -impuesto sobre los créditos y débitos- subió 25,8% en términos interanuales (nominal), equivalente a una caída de 7,8% en términos reales. No obstante, hay también una recuperación en los ingresos por estos impuestos, que entre abril y mayo entre abril y agosto caídan en promedio al 20% en términos reales (ver gráfico).

La recaudación de seguridad social, vinculada al mercado laboral, tuvo un incremento de 32,4% respecto de octubre de 2019. Es decir, cayó un 3% descontando la inflación acumulada en los 12 meses previos.

El Impuesto PAIS (recargo de 30% sobre los consumos en el exterior y para compra de dólares) tuvo un derrumbe en su recaudación en octubre, producto del aumento de las restricciones adicionales para la compra de dólar ahorro y la inclusión de la percepción de 35% a cuenta de Impuesto a las Ganancias para los consumos en el exterior y el “dólar ahorro”.

Te puede interesar:   Las "luces rojas" en el tablero de control del ministro de Economía

En octubre, la recaudación del impuesto PAIS totalizó $8.527  millones. Es decir, un 59,1% menos que en septiembre de 2020.

Este nivel de impuesto responde a un nivel de compras de “dólar solidario” y de consumos en el exterior por unos u$S 365 millones.

Vale señalar que el total recaudado por el Impuesto PAIS llegó a equivaler al 3,6% de la recaudación total del mes de agosto. Y en octubre representó sólo un 1,3% del total recaudado (ver gráfico).

En octubre, los derechos de exportación (retenciones), a su vez, crecieron sólo 1% interanual. Esto equivale a una baja de 25,5% en términos reales.

En el caso de los ingresos por retenciones influyó el adelantamiento de las operaciones registradas en igual periodo de 2019 en detrimento del año 2020 (como consecuencia de la expectativa de suba de las alícuotas) y la reducción de alícuotas para servicios, hidrocarburos, minería, bienes e insumos industriales, complejo sojero y sector automotriz anunciada desde octubre de este año.

Los mayores aumentos en la recaudación vinieron por el lado del impuestos a las Ganancias y de Bienes Personales. Ganancias  subió 76% en términos nominales, mientras que la recaudación de Bienes personales se disparó 592%. Esto se vincula con la rebaja o postergación de impuestos que se dispuso el año pasado, tras la derrota de Macri en las PASO, que impactó en el mes de octubre de 2019.

En resumen, es clave para los próximos meses que la “brecha fiscal” se vaya “achicando”. Del lado de los ingresos tributarios hay un repunte en términos reales (interanual), aunque la dinámica recesiva todavía impacta en impuestos vinculados con la actividad (IVA e Impuesto al Cheque). La señal que falta para estabilizar la situación macroeconómica es que el Gasto Covid se vaya “desarmando”. Sólo así el Tesoro Nacional disminuirá la dependencia a la “maquinita” de emitir pesos del BCRA.

Te puede interesar:   El dilema: ajuste a la carta del FMI o más devaluación