Contact Information

Según el INDEC, en junio se acumuló un superávit comercial de u$s 1.067 millones. El saldo comercial cayó un 28,2% respecto al mismo mes de 2020. Así, acumuló en el primer semestre del año un superávit comercial de u$s 6.740 millones. Los precios internacionales record de los productos agrícolas más que compensaron el efecto negativo de una brecha cambiaria elevada -69% promedio-, que disparó las importaciones. En junio las exportaciones subieron 45,8 % y las importaciones subieron 79,1% (ambos en términos interanuales).

El aumento de las importaciones en junio (+79,1% interanual) es la mayor suba interanual desde marzo de 2004 (+ 80,9%). El dato es impactante teniendo en cuenta que la economía hasta mayo (el último dato del EMAE) está todavía un 4% por debajo de los niveles pre-pandemia.

Semejante impulso de las compras al exterior vino de la mano de la “brecha cambiaria”, sumado al repunte de la actividad económica y un registro bajo en la comparación interanual para junio de 2020.

La “brecha” –la diferencia entre el dólar oficial y los “dólares alternativos”- incentiva a adelantar el consumo de bienes del exterior -importaciones -ante la expectativa creciente de una devaluación o mayores controles cambiarios y al comercio exterior.

Además, en junio, el BCRA subió el dólar oficial sólo 1,1%. Un ritmo de aumento, por cuarto mes consecutivo, muy por detrás de la inflación mensual de 3,2%. Se está atrasando el dólar oficial para tratar de “anclar” la inflación. 

Lo contrario de lo que ocurre con las importaciones debería ocurrir con las exportaciones. La disparada en las expectativas de devaluación frena las ventas al exterior. Sin embargo, los precios internacionales récord de los productos agrícolas permitieron más que compensar el “efecto brecha” . Así , en junio, las exportaciones totales registraron un aumento de 10,6% en cantidades. Mientras que en valor aumentaron 45,6%, respecto de igual mes de 2020. Otro factor que influyó para ese incremento en las exportaciones fue la comparación con un mes base bajo (junio/2020).

Te puede interesar:   Todos mienten: la deuda de Cristina a Macri y la "bomba" de Alberto Fernández

Si comparamos contra junio de 2019, las exportaciones subieron un 33,2% y las importaciones se incrementaron un 41,7%.

Dentro de las exportaciones, en junio los rubros que más subieron respecto del mismo mes del año pasado fueron “Manufacturas de origen industrial” (+116,2%) ; Manufacturas de origen agropecuario (39,9%) y “Combustibles y energía” (+35,2%) .

En junio del año pasado impactó de lleno la pandemia a nivel global y, por lo tanto, fue un mes base comparación de muy baja actividad exportadora.

Los rubros de importaciones que más crecieron en junio pasado fueron: “Combustibles y lubricantes” (210,6%), “Piezas y accesorios para bienes de capital” (107,6%), Bienes intermedios ( 78%) y Bienes de Capital (62%), siempre comparando con igual mes del año pasado.

Mientras que el  rubro que menos creció fue “Bienes de Consumo” (14,3%), siempre comparando con igual mes del año pasado.

Según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) –en base a los pronósticos de bancos y consultoras privadas–  para 2021 se proyecta un nivel de exportaciones de u$s 66.433 millones e importaciones por u$s 53.391 millones.De lo que se desprende que el superávit comercial rondaría este año los u$s 13.000 millones.

Sin embargo, hay que seguir de cerca el ritmo de aumento de las importaciones. De profundizarse el “atraso” del dólar oficial y con una “brecha cambiaria” superior al 85%, las distorsiones en el comercio exterior se agravarían y probablemente achicarían el saldo comercial proyectado en el segundo semestre del año.