Contact Information

El presidente de la Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires (Fipba), Emilio Majori, negó hoy que esté previsto un incremento de los productos del rubro para esta jornada, y aseguró que al sector le preocupa más que los costos el "producto clandestino".
"Nosotros no avisamos de ningún aumento ni mucho menos", sostuvo el dirigente, que aseguró que "el 60 por ciento del pan que se vende en la provincia de Buenos Aires es clandestino".
Días atrás, el propio Majori había adelantado un incremento del 15 por ciento desde hoy, con lo que el kilo de pan iba a pasar a costar 50 pesos, y argumentó que "una de las causas es que el industrial panadero no recauda para pagar los impuestos". 

Sin embargo, ahora, en declaraciones a Radio El Mundo, el dirigente apuntó contra la competencia "desleal", tema que, según dijo, es "más preocupante".
"A las panaderías formales les bajó la venta en los últimos dos meses de 30 a 35 por ciento. Hay un pan clandestino, que no paga ninguna clase de impuestos, está completamente al margen de la ley, a los obreros se les paga una changa y se terminó el problema", aseguró.
Ayer el Instituto de Economía Popular (IndEP) dio a conocer un informe según el cual desde noviembre de 2015 hasta febrero de este año el precio del pan registró un aumento acumulado del 83 por ciento.
"El precio por kilo era cercano a los 25 pesos en noviembre de 2015 y a partir del 20 de febrero pasará a costar aproximadamente 45", según ese informe.
Majori se quejó porque un consumidor "va a un supermercado, sea chino o no, y el pan está más barato que en la panadería porque está hecho con mano de obra esclava, sin ninguna cobertura, y no se pagan impuestos".