Contact Information

La actividad económica se contrajo en enero 1,5 por ciento respecto a igual mes de 2016, según estimó el Centro de Estudios Económicos Orlando Ferreres, y prevé que habrá que "esperar hasta el segundo trimestre del año para ver tasas de crecimiento anuales significativas".
De acuerdo a sus cálculos, la actividad económica verificó en enero un alza de 0,2 por ciento contra diciembre en medición desestacionalizada. "Posiblemente haya que esperar hasta el segundo trimestre del año para ver tasas de crecimiento anuales significativas por las particularidades que se observaron en el arranque del 2016, la dinámica de algunos sectores permite observar la evolución de la actividad con optimismo al mostrar alzas mensuales en su medición sin estacionalidad", planteó la consultora. 

Sobre la baja de 1,5 por ciento interanual en enero, el informe explicó que "es importante tener en consideración que el resultado agregado se encuentra condicionado por la medición de la industria manufacturera, que es poco representativa dadas las particularidades del mes".
Asimismo, destacó que el sector agropecuario continuó "con el sendero de expansión iniciado en el último trimestre de 2016, apoyado en la mejora de la producción de trigo (que se estima en el orden del 40 por ciento)", al crecer en enero 5 por ciento interanual.
"De esta forma, el sector reporta su cuarto mes consecutivo de expansión, luego de haber cedido 4,5 por ciento a lo largo del 2016", señaló.
El informe precisó que el rubro Electricidad, Gas, y Agua evidenció en enero un aumento de 0,9 por ciento impulsado por una suba del 1,4 por ciento en la generación de electricidad, que fue sustentada por un alza del 4,2 por ciento en la rama térmica. "De esta forma, el sector vuelve a reportar una tasa de expansión positiva luego de haber cedido terreno a lo largo del segundo semestre del año pasado", remarcó.
Por su parte, el sector de Comercio mostró en enero un descenso de 4 por ciento interanual "influenciado por el retroceso verificado a nivel minorista".
"Si bien el mayor volumen de importaciones y el crecimiento del sector agropecuario ayudaron a dinamizar la rama mayorista, las particularidades encontradas en la industria manufacturera afectaron el desempeño agregado", analizó.