Contact Information

Según lo informado por el INDEC, la actividad  industrial cayó 2,6% en julio, respecto del mes previo, en términos desestacionalizados. Así, la actividad industrial está 6,2% por encima del nivel pre-pandemia (feb/2020). Sin embargo, aún se ubica 4,8 puntos porcentuales por debajo del inicio de la crisis de abril de 2018. Mientras que el índice de la construcción (ISAC) de julio se incrementó 2,1%, respecto de junio de 2021 y acumula 2 meses en terreno positivo. Así, llegó a un nivel actividad que está 25,3% por arriba del registro pre-pandemia (dato desestacionalizado). El levantamiento de las restricciones a la movilidad y una elevada brecha cambiaria (el “abaratamiento” del metro cuadrado en dólares) sumado al “empuje” de la obra pública en un año electoral dinamizaron a la construcción.

La actividad industrial viene atravesando un “serrucho” (sube y baja) en los últimos meses. La recuperación fabril quedó en “stand by”. El Índice de Producción Industrial (IPI-INDEC) alternó meses positivos y negativos en los primeros 7 meses de 2021. Subió en enero (+1,4%), marzo  (1,6%) y junio (+10,6%). Pero cayó en los meses de febrero (-1,9%), abril (-0,6%), mayo (-5,5%) y en julio (-2,6%), todas variaciones mensuales. El nivel de actividad industrial se deterioró por el impacto de la “segunda ola” del Covid-19 y las restricciones a la movilidad. Aun así, la actividad fabril se ubica 6,2% por encima del nivel pre-pandemia (febrero/20),pero está 4,8 puntos porcentuales por debajo del pre-crisis cambiaria de 2018.

El dato a tener en cuenta es que la actividad industrial estuvo en julio pasado 5,2% arriba de julio de 2019, cuando se cumplía poco más de un año de la recesión iniciada en el gobierno de Macri.

Te puede interesar:   Por qué Guzmán necesita acelerar el anuncio con el FMI en diciembre

Según la encuesta del Indec a empresarios industriales, el 70,3% de las empresas no cree que suban las ventas entre agosto y octubre de 2021 (el 19,9% cree que caerán). Mientras que el 76,9% de las empresas encuestadas no considera que aumentará el uso de su capacidad instalada.

Un dato positivo que reflejó la encuesta es que los empresarios del sector tienen más expectativas de contratar empleados (13,2%) que de despedir en los próximos tres meses (8,5%).

La actividad de la construcción (Índice ISAC-INDEC) en julio se incrementó 2,1%, respecto del mes anterior en la serie desestacionalizada. Y marcó un racha de 2 meses consecutivos con subas, tras cuatro meses de bajas (febrero/mayo de 2021).

En julio, la elevada brecha cambiaria (con el dólar paralelo en 180 pesos) volvió a generar un abaratamiento del costo de la construcción. La demanda de materiales de la construcción -especialmente de productos “acopiables”– volvió a reactivarse ante la imposibilidad de comprar más de 200 dólares dentro del cepo. Además, continúa un fuerte impulso de la obra pública en los meses pre-electorales.

El índice de la construcción “serie desestacionalizada” se ubicó en julio 25,3 puntos porcentuales por arriba de los niveles pre-pandemia (febrero/20). Sin embargo, todavía está 6% por debajo del nivel del inicio de la crisis cambiaria de 2018.

El “Índice Construya”, en base a venta de materiales para la construcción, mostró una suba 1,1% mensual en el mes de julio, respecto del mes previo. Después de subir en junio un 6,5%, respecto de mayo.

Según el INDEC, los insumos que mostraron un mayor incremento en sus ventas en julio fueron: Asfalto (179,1% interanual), un indicador del fuerte impulso de la obra pública, Hormigón elaborado (135,9% interanual), Mosaicos graníticos y calcáreos ( 48,4% interanual) , Yeso (32% interanual) y Hierro redondo y aceros para la construcción (22,1%) .

Te puede interesar:   El "plan aguantar" en rojo: Guzmán quiere pasar el verano con ayuda del FMI

Según el INDEC, en junio pasado –último dato publicado- se registraron 365.630 puestos de trabajo en el sector construcción. Mientras que en febrero de 2020 se había contabilizado 369.423 empleos. Así que en el sector todavía faltan 3.793 empleos respecto del nivel pre-pandemia, una caída de 1%.

Las expectativas sobre la evolución de la construcción en los próximos 3 meses (agosto/octubre de 2021), de acuerdo a la encuesta cualitativa que releva el Indec, son las siguientes : el 14,3% de las empresas consultadas que realizan obras privadas anticipa que la actividad del sector disminuirá, mientras que el 53,6% estima que no habrá cambios. Un 32,1% de los encuestados es optimista y cree que repuntará el nivel de actividad.

Respecto del empleo (entre agosto/21 y octubre/2021) el 57,2% de las empresas privadas consultadas cree que no variará la cantidad de personal ocupado en el sector, 10,7% cree que se reducirá y un 32,1% piensa que se va a incrementar.