Contact Information

   Para saber si el dólar está “caro o barato” respecto otros momentos históricos se utiliza el cálculo del “dólar real”: a la cotización del pasado se la trae al presente aplicándole la inflación del período.

   Desde la imposicion del super cepo (de U$S 200 mensuales) tras la elección del 27 de octubre, el dólar oficial  prácticamente variación. Recién comenzó a “deslizarse” en febrero (acumula +1,8% en el mes). El dólar mayorista se ubica hoy en 61,5 pesos por dólar.

   Sin embargo, la inflación en dicho periodo fue elevada: 10,6%  (incluyendo el 2,3% de inflación oficial del INDEC en enero 2020). Asi, a precios de febrero, el dólar (oficial) de octubre pasado equivale a un tipo de cambio mayorista de 67,5 pesos. Dicho de otro modo: el dólar oficial quedó “atrasado” frente a la inflación desde fines de octubre hasta hoy.

   Si la compración se realiza con septiembre del 2018,  cuando el tipo de cambio salto de 30 a 40 pesos y Luis Caputo renunció al Banco Central por la presión del FMI, enojado porque la entidad vendía dólares pra frenar la cotización, el dólar actual queda igualmente atrasado. A valores de hoy, indexado por inflación, aquel dólar de septiembre de 2018 equivaldría a 71,1 pesos actuales, el valor más alto del dólar de la era Macro. Pero aquel, se podrá argumentar, era un dólar de plena corrida y sin cepo cambiario.

    Veamos en una perspectiva más histórica en qué nivel se encuentra el dólar de hoy de 61,50 pesos de Alberto Fernández:


— 
Este nivel de dólar oficial real está todavía muy lejos del dólar “recontra alto“ la presidencia de Néstor Kirchner, entre 2003 y 2007. Aquel dólar nominal de 3 pesos en promedio, ajustado por inflación a los valores de hoy equivaldría en la actualidad a un dólar de casi 83 pesos. (Dicho de otro modo, en aquella etapa con 1 dólar –a 3 pesos– se compraban más bienes y servicios en Argentina que con el actual dólar a 61 pesos). Ese dólar “recontraalto”, estabilizado tras la salida de la convertibilidad con niveles de inflación relativamente bajos, permitió impulsar las exportaciones, acumular fuertes superávit comerciales e incrementar aceleradamente las reservas del Banco Central. 

— El “dólar solidario” (con el recargo del 30%), junto con los dólares alternativos (dólar MEP, contado con liquidacion y blue), se encuentran sí en un nivel similar al dólar promedio de la gestión Kirchner: un dólar arriba de 80 pesos. Ese dólar sirve para achicar la salida de divisas vía turismo en el exterior. Sin embargo, ese dólar no impacta en la competitividad del comercio exterior, porque no es el dólar para exportaciones ni importaciones. Aún así, si se estabilizaran las expectativas –con un cierre exitoso de la renegociación de la deuda– es probable que un dólar real entre 80/85 pesos sirviera para frenar el atesoramiento en dólares y la corrida a refugiarse en los dólares alternativos. Por el contrario, si la economía cae en default y la desconfianza se potencia, la corrida continuaría a cualquier valor del dólar.

— El dólar de Cristina Fernández al inicio de su primer mandato (diciembre de 2007)  era de 82,6 pesos actuales, un dólar muy competitivo.

— Pero en diciembre de 2011, cuando impuso el cepo tras ganar su reelección, el dólar ya se había atrasado fuertemente: a valores de hoy equivaldría a un dólar de 57 pesos. 

Te puede interesar:   En abril/mayo se perdieron 285.000 empleos asalariados formales, similar a lo perdido en 2018/2019

— En noviembre de 2015, en tanto, al finalizar su segundo mandato, el dólar de Cristina y Kicillof se había súper atrasado frente a la inflación: los casi 10 pesos de entonces del dólar oficial equivalían a un dólar real de 39 pesos hoy. 

— En el comienzo de la era Macri, inmediatamente posterior a la salida del cepo a fines de 2015, el dólar de febrero de 2016 (unos 14 pesos en el mayorista) equivaldría a $53,70 actuales.

— También Macri abusó del atraso cambiario, como instrumento para anclar la inflación. En diciembre de 2017, antes de la corrida y la debacle de los meses posteriores, el dólar de Macri-Sturzenegger había caido en términos reales a 45 pesos a valores de hoy.

— Tras ese proceso de atraso cambiario vinieron las devaluaciones de mayo de 2018 , que lo llevó a $52,7. El shock de septiembre de ese año lo disparó como se dijo a $71 a valores de hoy, y finalmente cuando Macri entregó la banda presidencial cotizaba a 66 pesos actuales.

     Es lógico esperar que cuanto más tiempo se queda el dólar rezagado frente a la inflación, más lejano queda el dólar actual respecto al dólar real de otros períodos en el pasado.  Mientras que cuando más se atrasa el dólar, mayores son las devaluaciones posteriores ante shocks internos o externos, si no se logran estabilizar rápidamente las expectativas. En esos casos, la alternativas para evitar la crisis total termina siendo la aplicación de cepos cambiarios, como el que rige actualmente.

   El tipo de cambio real actual estaá todavía en un nivel competitivo si tomamos la serie histórica (2003-2020).

  Sin embargo, siempre hay que seguir de cerca la evolución de los precios . Y si las medidas que toma el gobierno logran desacelerar y estabilizar la tasa de inflación. De lo contrario, mantener un dólar cuasi fijo en 61,5 terminaría afectando a la competitividad y el fantasma de la devaluación brusca en el futuro volvería a sobrevolar.

Te puede interesar:   Los salarios privados registrados tuvieron la primera caída nominal en 18 años, desde enero de 2002


   Hoy Argentina tiene un superávit comercial elevado (u$s16.000 millones en 2019) y no es recomendable acudir a anclajes vía tipo de cambio por mucho tiempo más.

 

Amílcar Collante