Contact Information

El gobierno se apresta a dar a conocer mañana el Índice de Precios al Consumidor Nacional (IPCN) que diferentes analistas ubican entre 1,3 y 1,7 por ciento, datos que de confirmarse alejarían al Banco Central del objetivo de llegar a diciembre en niveles del 1 por ciento mensual.
Los especialistas coinciden en que existe un núcleo de inflación persistente, que tiene que ver con los precios que no registran estacionalidad ni son regulados, que se mantienen arriba del 2 por ciento mensual, al cual la estrategia monetaria del BCRA no puede doblegar.
En declaraciones a DyN, el profesor de Economía de la UBA, Nicolás Salvatore, afirmó que "la inflación núcleo muestra persistencia, una gran inercia inflacionaria". 

"La política monetaria está siendo parcialmente efectiva porque la inflación argentina actual no es un fenómeno esencialmente monetario", añadió. El académico consideró que "pretender bajar esta inflación con la tasa de interés de la Lebac es como querer frenar un camión con acoplado con el freno de un triciclo".
En tanto, la oposición parlamentaria formuló su aporte al desfile de estimaciones realizados por consultoras en las ultimas 48 horas, al anunciar un 1,6 por ciento, con un acumulado de 17,5 por ciento.
La Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) estimó para la Ciudad de Buenos Aires el 2,1 por ciento, Elypsis 1,3 y Economía & Regiones 1,7 por ciento.
Por otro lado, el Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la CGT estimó que los precios crecieron en setiembre 1,45 por ciento.
Por su lado, el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la universidad de Belgrano consideró "muy difícil" en el actual escenario que el Banco Central pueda alcanzar el 1 por ciento mensual para diciembre.
"Eso parece difícil, teniendo en cuenta los aumentos tarifarios aún pendientes para el corriente año. Su postergación podría favorecer el logro del objetivo del Banco Central", explicó Víctor Beker, director del CENE.
En tanto, el Banco Central anunció el martes que mantenía la tasa de interés del denominado "corredor de pases" que oficia de referencia para el sistema, en el orden del 26,25 por ciento anual.
Al anunciar la medida, la entidad monetaria admitió que todavía persiste una núcleo de inflación muy difícil de romper para detener la inercia de los precios.