Contact Information

El proyecto del Presupuesto 2021 que envió el Poder Ejecutivo al Congreso Nacional. Marca un crecimiento del PBI de 5,5% para el próximo año.  

Es un objetivo lógico y alcanzable, tras un 2020 que el propio presupuesto proyecta con una caída de 12,1% del PBI. Es decir, el derrumbe del PBI en 2020 será superior a la caída del año 2002 que fue de un 10,9% .

Vale señalar que con un crecimiento de 5,5% en 2021 el PBI a fin del año  2021 aún estaría 5,9% por debajo del nivel del PBI de diciembre/2019.

Contrariamente, las proyecciones de inflación y de la cotización del dólar para 2021 lucen difíciles de alcanzar. Y dependen fundamentalmente de la estabilización cambiaria en el último cuatrimestre de 2020.

Actualmente, la presión alcista sobre el tipo de cambio oficial es fuerte.Las expectativas de devaluación se han disparado y el BCRA cuenta con muy poco “poder de fuego” para evitar un salto cambiario, que aceleraría la inflación.

Según el texto del Presupuesto 2021, la inflación de 2020 terminará en 32% anual y el proximo año en 28% anual.  El objetivo para 2021 parece difícil de alcanzar.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de agosto, que publicó el Banco Central – en base las proyecciones de bancos y consultoras privadas- muestra que las proyecciones de inflación para 2020 se ubicaron en 37,8% interanual (5,8 puntos porcentuales por encima del presupuesto 2021). Y para 2021 las principales consultoras privadas esperan una inflación de 47,1% anual.  –ver gráfico –

Es decir que las expectativas de inflación para el proximo año están casi 20 puntos de diferencia con las proyecciones del presupuesto 2021.

Te puede interesar:   El dilema: ajuste a la carta del FMI o más devaluación

La cotización del dólar oficial, según el  proyecto de Presupuesto 2021, se ubicará en 84,1 pesos en diciembre de 2020. Es decir, subirá un 12,3% hasta fin de año. Y para diciembre de 2021 el dólar estaría, según el pronóstico oficial, en 101,6 pesos.

El Gobierno sostiene en su Presupuesto que el dólar oficial dentro de 16 meses recién se ubicará en el nivel del “dólar solidario” actual ($102 por dólar). Esta cotización sólo sería alcanzable con un derrumbe en las expectativas de devaluación y un incremento en la confianza en el programa económico del Gobierno.

Vale señalar, que según el REM del BCRA la proyección de dólar oficial para diciembre de 2021 es de 122 pesos.  –ver gráfico-

La meta fiscal que planteó Guzmán para el Presupuesto 2021 es de 4,5% del PBI para el déficit fiscal primario. Este número es muy probable de alcanzar sólo con la reapertura de la actividad, que incrementará los ingresos fiscales,  y el desarme del “Gasto Covid” –programa IFE (Ingreso Familiar de Emergencia)  y ATP (salario complementario) . Según las proyecciones plasmadas en el Presupesto, la recaudación impositiva 2021 aumentaría 43,7% por encima de la recaudación de este año. Esto equivale a una suba en 0,8% del PBI respecto al año 2020.

Los puntos claves en el plano fiscal son al menos  tres: 1) Si el Gobierno en la negociación de  la deuda  con el FMI (por u$s 44.000 millones)  tendrá que reajustar la meta de déficit fiscal, si el 4,5% de déficit primario del PBI será el número final para el próximo año. 2) Otra incógnita es qué pasará con la fórmula de ajuste de las jubilaciones y pensiones. ¿Cuál será la regla de ajuste?. Ya que en el año 2020 gran parte del ajuste del gasto público se hizo por la suspensión de la ley de movilidad sancionada en dicembre de 2017 y los aumentos por decreto a los jubilados por debajo de la fórmula de ajuste. Por eso, el monto agregado el gasto en jubilaciones y pensiones está cayendo en términos reales (descontando la inflación).

Te puede interesar:   Las cifras que decidieron a Guzmán apurar la eliminación del IFE, pese a la interna oficial

En tercer lugar, es muy importante que se defina la política tarifaria. Las sucesivas extensiones del “congelamiento” de las tarifas a las empresas de servicios públicos empiezan a “abultar” los subsidios económicos. Sin ajuste de tarifas, la “cuenta” de subsidios económicos podría superar el 2,5% del PBI  el próximo año.

Amílcar Collante