Contact Information

La industria cayó 8,8% en abril y acumula 12 meses consecutivos en baja. En el primer cuatrimestre del año se derrumbó un 10,8%, respecto al mismo período de 2018.

   Según el Indec, en abril pasado, el índice de producción industrial manufacturero (IPI manufacturero) registró una caída de 8,8% respecto a igual mes del año anterior. Sin embargo, el índice de la “serie desestacionalizada” muestra una variación positiva de 2,3% respecto al mes anterior.

   En marzo la actividad había sufrido el golpe de la escalada cambiaria, con una suba de más de 10% del dólar y los ajustes tarifarios simultaneamente. Ambos impactos retrajeron la demanda y generaron una caída en la industrial de 13,9%.

   El dato desestacionalizado entusiasma a los funcionarios del Gobierno en el clima previo a las PASO .Para ellos, es fundamental poder mostrar indicadores en terreno positivo. Aunque el índice todavía no se consolida con dos o tres meses consecutivos de suba, la idea sería que la recesión en la industria tocó un piso y ahora se empieza salir lentamente desde el fondo del pozo.

   En el desagregado por sectores, la producción automotriz cayó en abril 26,2% y acumula una baja de 26,1% en el primer cuatrimestre. Mientras que la contracción en “muebles y otras industrias manufactureras” fue del 21,3% y 17,3%, respectivamente; en “productos de metal” -15,7% y – 18,8%; en “textiles, prendas de vestir y calzado” -16,8% y -14,1,%; en “minerales no metálicos y metálicas básicas” -5,7% y -14,5%; en “refinación de petróleo”, -5,5% y -6,7%; y en “alimentos y bebidas” -1,5% y -3%, respectivamente.

   En abril, 13 de las 16 ramas industriales relevadas por el Indec muestran caídas interanuales menores a las reflejadas el mes anterior. Es decir, algunos sectores experimentaría una “tibia” recuperación. Especificamente, el rubro de alimentos, de productos químicos y de metálicas básicas fueron los que exhibieron mayor producción.

Te puede interesar:   La industria y la construcción retomaron el camino de salida del fondo del pozo

  El sector industrial más golpeado sigue siendo el automotriz. Por eso, el Gobierno lanzó un plan de descuentospara la compra de vehículos 0 km, con subsidios estatales, que van de 50.000 hasta 90.000 pesos. El objetivo es ponerle un “piso” a la caída en las ventas, que en los últimos meses rondan el 50%, en relación al año pasado. Las terminales automotrices, a su vez, se comprometieron a “congelar” los precios de los autos incluidos en el programa.