Contact Information

La diferencia entre el precio que pagó el consumidor en góndola por productos agroganaderos en junio "se multiplicó 4,84 veces" respecto de lo que recibió el productor en el campo, indicó hoy un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
Según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) de CAME sobre una canasta de 25 alimentos, la naranja fue el producto que mostró mayor disparidad en su valor, y alcanzó una brecha de 9,71 veces.
El informe precisó que el índice IPOD de CAME registró en junio una reducción de 8,5 por ciento frente a mayo, y destacó que "es el segundo mes consecutivo" de caída. 

Asimismo, significa un descenso de 1,2 por ciento en relación a junio de 2016.
"El descenso de la distorsión en este periodo se debe principalmente al comportamiento de cuatro productos: la zanahoria, el limón, la frutilla, y la berenjena. En los cuatro casos la desigualdad se redujo porque subieron considerablemente los valores al productor y cayeron los costos al cliente", explicó.
Según detalló, el IPOD agrícola en junio alcanzó un valor de 5,01 veces, lo que implica una caída de 11 por ciento frente a mayo.
Por su parte, el IPOD ganadero en junio se ubicó en 4,17, lo que representa una suba de 6,4 por ciento en la comparación con mayo, y llegó "al segundo lugar más alto de los últimos 19 meses".
Los alimentos agrícolas con mayor distorsión de precios en junio fueron: la naranja con una diferencia de 9,71 veces, seguido por la pera (9,16 veces), la manzana (7,7), y el cerdo (7,68).
El alimento con menos desigualdad fue la frutilla (1,72 veces) y el huevo (2,26).