Contact Information

 La actividad económica "ya recuperó el terreno perdido desde el cambio de gestión" presidencial en diciembre de 2015 y si bien el crecimiento no se da a "tasa chinas" es el mayor de la región, de acuerdo con el análisis dado a conocer hoy por Management & Fit.
Los datos de crecimiento del 2,7 por ciento interanual en el segundo semestre informados por el INDEC "sorprendieron a más de un analista", reconoció la consultora en su último informe de coyuntura, que sintetizó señalando que "la economía redondeó un buen semestre".
Después de la caída de la actividad económica iniciada a finales de 2015 y profundizada a lo largo de 2016, M&F destacó la recuperación observada a partir del año en curso. 

Al respecto, indicó que "si bien la economía no crece a "tasas chinas", el dinamismo que está adquiriendo es positivo por varias razones", entre las que citó que "ya se recuperó el terreno perdido desde el cambio de gestión; desde el lado de la oferta, se trata de un crecimiento más generalizado (13 de los 16 sectores ya crecen en términos interanuales); desde el lado de la demanda, se trata de un crecimiento más sustentable (basado en inversión) y aún con estas cifras Argentina se ubica entre las economías de mayor crecimiento regional".
"A corto plazo, el crecimiento no se detendrá ya que el panorama luce bastante despejado", se pronosticó en el informe elaborado por el economista jefe de M&F, Matías Carugati.
En ese sentido, señaló que "datos ligados al consumo (IVA, importación de bienes de consumo y servicios -turismo-, venta de autos, préstamos al consumo) señalan un buen arranque del tercer trimestre para este componente".
A ello se suma el "impulso de la inversión" y si bien "el crecimiento de las exportaciones no logra tomar velocidad" se pueden esperar al respecto "buenas noticias a corto plazo" debido al "buen momento de los otros dos componentes de la demanda agregada".
La consultora prevé para todo el año un crecimiento del 2,8 por ciento, dos décimas por debajo del pronóstico oficial.
Para el futuro "la visión de consenso arroja una aceleración del crecimiento (+3% para 2018 y +3,2% para 2019) que, si bien es más moderada que las proyecciones oficiales (+3,5% en ambos años), implicaría romper definitivamente con el ciclo de subas y bajas en años consecutivos", subrayó.
No obstante, esas buenas perspectivas "también traerían su "dolor de cabeza"",. ya que "si se concreta este escenario el gobierno tendría que pagar el cupón PBI, pero antes debería elegir un año base para empalmar las series que permiten calcular el pago", indicó.
"El problema es que, no importa el año que se elija, parece difícil hoy evitar demandas al Estado por haber pagado de más o de menos durante todos estos años", advirtió.