Contact Information

El BCRA continua con estrategia del  “rulo” para contener a los “dólares alternativos”. La operatoria del Central consiste en comprar dólares del superávit comercial en el mercado oficial de cambios a $91,3, con el endurecimiento del cepo a los importadores y los precios de la súper soja.

Simultáneamente, para mantener la brecha con los “dólares alternativos” (contado con liquidación y MEP) controlada, el Banco Central vende bonos en dólares contra pesos (a una cotización implícita que ronda los 145/150 pesos) y luego con dólares de las reservas recompra parte de esos bonos

Al fin de cuentas el BCRA “absorbe” pesos a la cotización de los “dólares alternativos” a costa de reservas. O dicho de otro modo, encontró la forma de intervenir en el mercado de los dólares alternativos (a través de la compra/venta de bonos), vendiendo dólares de las reservas al tipo de cambio implícito de 145/150 pesos, mientras compra dólares a los exportadores a 91 pesos.

Entre octubre y marzo, con esta estrategia el BCRA “derrumbó” a la cotización de los “dólares alternativos”. De  los $170 sel “dólar mep” y $180 el “contado con liquidación” a fin de octubre pasaron a un rango entre $144 y $150 pesos, respectivamente.

Sin embargo, hay que aclarar que en ese período las compras y ventas de bonos no fueron totalmente compensadas. En nuestros cálculos, el BCRA acumula ventas (netas) de bonos para contener la brecha cambiaria por más de u$s 1.000 millones.

En resumen, el BCRA sacrificó parte de las reservas y parte de los bonos en cartera. Por ello, la estrategia no se puede extender mucho en el tiempo.

Desde que comenzó el 2021, el BCRA acumuló compras de dólares (netas) en el mercado de cambios por u$s 2.003 millones (hasta el 16/03, último dato oficial). En enero compró u$s 157 millones, en febrero las compras ascendieron a u$s 633 millones.Y en lo que va de marzo (hasta 16/03, último dato oficial) acumuló compras por u$s 1.213 millones.

Te puede interesar:   Las dos claves para el dólar hasta noviembre: vencimientos y plazos fijos

Sin embargo, pese a las compras por más de U$S 2.000 millones desde el comienzo del año, las reservas brutas del Central sólo se incrementaron en u$s 494 millones. Unos 634 millones se habrían destinado a la recompra de bonos para contener la brecha cambiaria y el resto se explica por el pago de vencimientos con organismos internacionales y el impacto en la baja de la cotización del oro en las reservas. El stock de reservas brutas se mantiene arriba de los 39.800 millones de dólares. Es decir, de cada 10 dólares que compró el BCRA (en el MULC) menos de 2,4 dólares quedaron en las reservas brutas del BCRA.

Además, si la estrategia del BCRA es “exitosa” para mantener la “calma financiera”, ésta se logra a costa de continuar con trabas a las importaciones que comienzan a afectar a la economía real.

En las últimas semanas se observa que la trabas a las importaciones son tan estrictas que  producen desabastecimiento de algunos productos. También genera “remarcaciones” de los precios de los bienes importados por parte de empresarios que comienzan a tomar como referencia a los “dólares alternativos” y no al dólar oficial.

Esta realidad afectó a los precios mayoristas que subieron 6,1% en febrero pasado. De prolongarse en el tiempo, pondría en riesgo la sustentabilidad de la recuperación económico por la escasez de insumos para la producción, más allá del rebote estadístico que mostrarán las cifras de crecimiento del PBI este año.