Contact Information

El equipo económico de Massa revisó las proyecciones de demanda (pago de deuda, demanda de dólar ahorro, dólar tarjeta y deuda con importadores) y oferta de dólares (afectada por la baja en la producción de trigo) para los próximos meses. Los números no alcanzaban para cumplir con la meta de acumulación de reservas internacionales -meta anual de U$S 6.575 millones-. Por eso lanzó (anticipadamente) el “Dólar Soja 2.0” que establece una cotización diferencial de $230 por dólar para el sector sojero hasta el 31 de diciembre. La apuesta del Gobierno, es que como mínimo, se liquiden U$S 3.000 millones de agro-dólares.

El ninistro de Economía busca un “puente” de dólares que le permita pasar el verano sin tener un salto discreto en el dólar oficial. Actualmente, las reservas netas (descontando el swap chino, encajes de depósitos en dólares y préstamos de Banco de Basilea) se ubican en U$S 5.000 millones. Es necesario que crezcan en U$S 1.575 millones en lo que resta de 2022 para cumplir con la meta de reservas.

Para lograr ese objetivo está usando todas las herramientas posibles y negociando acuerdos que permitan engrosar la reservas: “Dólar Soja 2.0”, préstamos del BID (por U$S 500 millones) y activación de swap con China para el comercio bilateral con el Gigante Asiático (se estiman en U$S 625 millones por mes).

DÓLAR SOJA

Desde el arranque hasta el 6 de diciembre, por el nuevo “dólar soja” se liquidaron U$S 1203 millones y el Banco Central logró sumar 622 millones par alas reservas netas. Hasta el 24/11 el BCRA había acumulado ventas (netas) en noviembre por U$S 966 millones y la tendencia generaba mucha preocupación en el BCRA y el Gobierno y alimentaba las expectativas de devaluación.

Te puede interesar:   Qué hay detrás de la presión sobre el dólar libre

Además, el “dólar soja “le permitirá al Gobierno a recaudar (vía retenciones) cerca de $300.000 millones de pesos (0,3% del PBI). Así, puede aumentar el margen fiscal de cara a diciembre que es el mes que concentra la mayor parte del déficit fiscal (por el pago de medio aguinaldo a trabajadores y jubilados, entre otros). En los primeros 10 meses de 2022 el déficit fiscal primario acumulado es de 1,5% del PBI (y la meta fiscal es de 2,5%).

 Esos ingresos “extra” que se adelantan vía “dólar soja” evitan que el Tesoro Nacional tenga que conseguir un mayor financiamiento neto en el mercado de deuda en pesos.

Sin embargo, el “dólar soja” también tiene costos asociados. Por cada agro-dólar que se liquidA el BCRA emite $230 pesos. Es decir, si la liquidación es de U$S 3.000 millones se emitiría 690.000 millones y si es de U$S 4.000 millones será de 920.000 millones. Parte de esos dólares el BCRA los venderá a importadores a la cotización oficial (casi $170 hoy) generando una pérdida patrimonial.

Desde que se largó el dólar soja 2 el lunes 30 de noviembre, el BCRA emitió (neto de lo que aborbió por la venta de dólares a importadores) unos 179.200 millone de pesos. Esos pesos presionan sobre la brecha cambiaria, como se observó en las últimas jornadas, con el dólar contado con liquidación en 344 pesos y el dólar mep arriba de 330 pesos.

Además, en diciembre habrá una inyección adicional de emisión de pesos. El BCRA estará emitiendo para : 1) comprar “dólar soja” ($ 600.000 millones netos) , 2) pagar intereses de Leliqs y Pases ( se estiman en $550.000 millones) , 3) cubrir la licitación de deuda en pesos via Adelantos Transitorios ( si es necesario) y 4) comprar deuda en pesos ( $150.000 millones mensual fue el promedio de octubre – noviembre).Es decir, tendremos una “maquinita” que inyectara pesos por 1,2/1,3 billones hasta fin de año.

Te puede interesar:   Faltan muchos dólares y el Gobierno apuesta a recomprar U$S 1.000 millones de deuda: los objetivos

En diciembre el riesgo ante esta “mega- emisión” de pesos se ve compensado en parte por el incremento estacional de la demanda de pesos. Sin embargo,  la elevada emisión meterá presión sobre la brecha cambiaria y le pone un “piso” a la tasa de inflación para los próximos meses. Es clave que ocurrirá en enero y febrero, cuando este incremento de la demanda de pesos se revierte y puede disparar la “brecha cambiaria” y acelerar la inflación profundizando la caída de la actividad.

ALERTA CON LA DEUDA EN PESOS

El Tesoro Nacional no logó renovar el 100% los vencimientos de deuda en pesos en la última licitación del mes de noviembre .Solo consiguió 83,9% de renovación del último vencimiento de noviembre. Captó $219.050 millones de pesos mediante la colocación de cinco títulos  y los vencimientos alcanzaban $261.769. Pese al incremento de la tasa de interés ,que en el caso de las LEDES se ubicó entre 113% y 118% de tasa efectiva anual, no se logró la renovación del 100% de los vencimientos y tampoco hubo “apetito” por los instrumentos que ajustan por “dollar linked” (ajustan por cotización del dólar oficial).

En diciembre vencen más de $ 400.000  millones de pesos prácticamente todo en manos del sector privado. El mercado no está permitiendo un financiamiento neto positivo y esto complica el panorama para los próximos meses. Vale señalar que vencen más de 11 billones de pesos antes de las elecciones de octubre de 2023 ( la mitad está en manos privadas) y el Tesoro Nacional no ha podido colocar deuda con plazos post- elecciones de 2023. Se observa una menor renovación, acortamiento de plazos y mayores tasa de interés en las últimas licitaciones. Otro elemento más que presionará sobre los dólares libres.

Te puede interesar:   Negociación con Brasil por la "moneda cómun" y necesidad de corto plazo de ahorrar dólares