Contact Information

La prioridad para Alberto Fernández desde los primeros días de su gestión será salir de la recesión. Para eso se estimulará el consumo, ya en diciembre, con diversas medidas: aumentos extra para jubilados, planes sociales, salarios públicos y privados. Los aumentos del sector público se financiarán, en el corto plazo, con una mayor emisión monetaria.

— El aumento salarial para el sector privado se negocia con la CGT, la UIA y cámaras PyMEs (CGERA, CAME), que pretenden que el Estado los compense con medidas fiscales (aportes patronales, moratoria AFIP, etc) y crediticias.

— Simultáneamente con la mejora de los ingresos de un amplio sector de la población, se apunta a estimular el consumo mediante un fuerte impulso al crédito. Como venimos comentando, con el “super cepo”, hay una fuerte baja de la tasa que los bancos pagan por los depósitos (hoy en 43% promedio) que en las próximas semanas el Banco Central “forzará” que se traslade a los préstamos a las empresas y al consumo (personales, prendarios, tarjetas de créditos). Las “tasas de interés de mercado” deberían ubicarse en línea con la inflación, o incluso por debajo.

— A su vez, habrá medidas del BCRA para que los bancos estén obligados a prestar una parte de sus depósitos a tasa real negativa, alrededor del 30/35% para PyMEs y sectores productivos. Se ampliarán, además, para empujar las ventas de productos de consumo masivo los planes tipo “Ahora 12”, de cuotas sin interés, que ya restauró Macri después de las PASO.

— Como también hemos mencionado en más de una oportunidad en nuestros informes, no será una prioridad en el corto plazo bajar la inflación, sino evitar que se acelere. No hay un plan antiinflacionario, sino de reactivación inmediata del consumo.

Te puede interesar:   Auxilio a PyMEs: a cuántos trabajadores cubre la medida y cuál es el costo del paquete fiscal total

— El congelamiento de tarifas de servicios públicos para usuarios (habrá que ver los alcances para comercios e industria) y el dólar oficial controlado con el súper cepo actuarían como anclas inflacionarias para evitar desbordes.

— Habrá anuncios de canasta de productos básicos a precios rebajados y la tarjeta alimentaria para unos 2 millones de personas en condiciones de indigencia, que el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, espera esté en funcionamiento en febrero.

— Para evaluar los resultados del plan de Alberto Fernández en el corto plazo será necesario seguir de cerca 3 indicadores: los índices de actividad, la tasa de inflación, y la brecha entre el dólar oficial y los otros dólares (paralelo y contado con liquidación).

— Obviamente, la clave estará en que la inflación no se acelere (neutralizando las mejoras nominales de ingresos) y que las brechas con los otros dólares no se amplíen demasiado, porque en ese caso marcarían el ritmo de la devaluación futura y de los precios.

   LA OTRA PRIORIDAD PARA ALBERTO FERNÁNDEZ: MOSTRAR UN SENDERO SOSTENIBLE DE GENERACIÓN DE DÓLARES PARA LA ECONOMÍA ARGENTINA Y LA RENEGOCIACIÓN RÁPIDA DE LA DEUDA CON LOS ACREEDORES PRIVADOS.

— Para el equipo económico de Alberto Fernández el principal problema de la economía argentina es la escasa capacidad parar generar dólares. Habrá plan de incentivos fiscales para impulsar sectores exportadores con capacidad de generar dólares en el corto y mediano plazo (hidrocarburos, minería, turismo, agroindustria, pesca, tecnología, etc).

— Sin embargo, en el corto plazo la clave en la disponibilidad de dólares estará en la confianza que se genere alrededor de un cierre rápido y “amigable” de la renegociación de la deuda con los acreedores privados.

Te puede interesar:   Cuántos días "resiste" la PyME con facturación 0

— Para eso, el nuevo ministro Martín Guzmán sabe que debe mostrar un sendero consistente de la cuentas públicas para 2020 y los años siguientes, algo que todavía no está claro cómo lo hará.

— Un cierre exitoso de la renegociación de la deuda en pocos meses estabilizaría las expectativas, limitaría la ampliación de la brecha del dólar oficial con los otros dólares, y podría abrir la puerta al reingreso, gradual, de dólares de los argentinos al sistema. Una demora con tensiones en esa negociación actuaría en sentido inverso.

Recomendamos leer este informe sobre “las claves del plan de Martín Guzmán, el nuevo ministro de Economía, para la renegociación de la deuda con los acreedores privados”