Contact Information

Los bonos en dólares suben y el riesgo país baja ante la expectativa de la reapertura de la negociación con los acreedores privados por la deuda bajo ley extranjera.

El Gobierno tuvo una bajísima aceptación de la propuesta original de reestructuración de la deuda (muy inferior al 20%: 12,4% según fuentes extraoficial). Pero se extendió la negociación hasta el 22/05. Si ese día no hay acuerdo y no se realizara el pago del vencimiento por 503 millones de dólares (por los cupones de los bonos globales 21, 26 y 46), que no se cancelaron en su vencimiento original (22/04), Argentina entraría formalmente en un default total.

En simultáneo, la provincia de Buenos Aires tuvo una “floja”  aceptación de 24% en el canje de deuda provincial. No pagó el 11/05 un vencimiento de capital por 113 millones de dólares y entró técnicamente en default. Igualmente, Axel Kicillof extendió el plazo de adhesión para llegar a un acuerdo con acreedores hasta el 26/05.

En los últimos días, ante semejante paronarma, paradójicamente, el mercado de bonos argentinos reaccionó al alza. Con fuertes subas de los bonos en dólares durante los dos días y una baja del riesgo país (ver gráfico).

La negociación con acreedores se tensará en estos 10 últimos días. Los fondos de inversión pretenden que la nueva propuesta incluya un acortamiento del periodo de gracia (que era hasta 2023), aumento en los cupones de intereses, pago de intereses corridos (por el plazo de la negociación)  y cero en quita de capital. El ritmo de la negociación marcará la volatilidad en el precios de los bonos en el día a día. Pero por Argentina parecen pesar más las señales políticas. “El default es malo, nadie lo quiere”, dijo Alberto Fernández. Mientras que en las últimas horas llegó nuevamente el respaldo del FMI al Gobierno: “Argentina está tratando de hacer lo correcto en el tema deuda”, declaró Kristalina Georgieva, la directora gerente del organismo.

Te puede interesar:   Las "luces rojas" en el tablero de control del ministro de Economía

El Gobierno sabe que la situación macroeconómica es muy delicada. No tiene margen de maniobra. Durante el plazo que negoció Guzmán el Gobierno siguió pagando la deuda hasta el 22/04. De hecho, desde diciembre pagó con las reservas del BCRA serivicios de deuda por unos U$S 4.000 millones. Solo para mantenerse en carrera y evitar un default.

Esto hace pensar que hay voluntad de llegar a un acuerdo. De hecho, las reservas netas en el BCRA (sin incluir Swap de monedas con China, encajes bancarios, depósitos del Gobierno y préstamos con organismo internacionales) perforaron los u$s 10.000 millones (u$s 9.912. millones de dólares).

En diciembre pasado superaban u$s 11.500 millones. Es decir, la estrategia implicó sacrificar una cantidad de dólares muy valiosos. Aún con cepo cambiario y un superavit comercial de más de U$S 1.000 millones mensuales, el Banco Central cuenta hoy con U$S 1.500 millones menos de “reservas disponibles” que cuando asumió Alberto Fernández (ver gráfico).

Sin embargo, más allá de las expectativas por la renegociación de la deuda, los “dólares alternativos” siguen subiendo.

El dolar “blue” llegó este martes 12 de mayo al récord de $127, mientras que el dólar “ contado con liquidación” volvió a tocar los 121 pesos.

Pese al endurecimiento del cepo cambiario para las personas físicas que compraron “dólar solidario”, que no pueden operar con “dólar bolsa” y/o “contado con liquidación” por 30 días corridos. Y a las limitaciones para acceder a ese mercado a las  empresas que recibieron créditos especiales para pago de sueldos (al 24% anual): no pueden vender bonos (comprados con pesos) en su cartera para hacerse de dólares via “dólar bolsa” o “contado con liquidación ” durante la vigencia del crédito.

Te puede interesar:   La industria y la construcción retomaron el camino de salida del fondo del pozo

Los dólares alternativos no bajan y esto marca la incertidumbre macroeconómica que perciben los ahorristas e inversores. Hasta que no se resuelva el tema de la deuda la brecha cambiaria se mantendrá en estos niveles o hasta podrá exacerbarse (principalmente la cotización blue) si hay malas noticias o se empantana la negociación.