Contact Information

 Los pronósticos 2019 de las principales consultoras vislumbran una economía cayendo este año entre 0,5 y 2%. Mientras que la inflación rondaría alrededor del 30%. Un escenario inédito en la última década para un año electoral cuando –salvo la recesion de 2009– la economía siempre creció en tiempos de votación.   
  En ese escenario base que proyectan los economistas hay extremos. Anlytica –la consultora fundada por Ricardo Delgado, hoy funcionario de la administración Macri, y Rodrigo Alvarez– prevé una contracción del PBI mayor: 2,5%. Un escenario tan complicado como el que imagina Eco Go –que dirige Marina Del Poggeto– que estima una baja de 1,9% con la inflación llegando al 34%. El FMI, a su vez, pronostica una retracción del 1,7% –adicional a la este año que superaría el 2,5%–, pero la inflación para los técnicos del Fondo rondaría sólo el 20%.
   En el otro extremo, el único que pronostica un año de crecimento –siempre como escenario base, es decir el de mayor probabilidad– es Orlando Ferreres. Para Ferreres si no hay un nuevo shock externo, se cumplen las proyecciones de la cosecha gruesa y la campaña electoral provoca un estallido de la dolarización, la economía podría crecer este año 1,7%; es decir recuperar gran parte de lo perdido en 2018. Para 2018 Ferreres era también el más "optimista": esperaba que la economía creciera 3,6%, por encima de lo que pronosticaban el resto de los consultores. 
   El REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado), que realiza el BCRA entre unas 50 consultoras locales y del exterior, proyecta para 2019 una caida del PBI de 1,2% con una inflación de 28,7%
   La amplitud de pronósticos para 2019 habla incertidumbre para anticipar cualquier variable en la economía argentina. Y también de la desorientación de los consultoras y bancos que en 2018 erraron groseramente todos los pronósticos (ver cuadro). A principios de año preveían que la economía crecería 2,8%, que el dólar terminaría en diciembre alrededor de 22 pesos y que la inflación rondaría el 20%. (Los números de Dujovne eran todavía más optimistas: 3,5% de crecimiento, 15% de inflación y dólar en 20 pesos). 
  Las cifras finales para 2018 –que se conocerán en las próximas semanas– mostrarán una caida del PBI del orden del 2,5% y una inflación del 48%. El dólar, en tanto, cerró el año en 38,85 pesos.