Contact Information

La economía real se derrumba por la pandemia y las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO). Los ingresos tributarios no alcanzan para cubrir el gasto público que crece al 85% nominal en los últimos 12 meses. La única vía de financiamiento es la emisión monetaria .

Según los datos oficiales, entre marzo, abril y hasta el 12 de mayo, el Banco Central ya emitió 805.000 millones de pesos, en concepto de adelantos transitorios y giro de utilidades al Tesoro.

Sólo en 12 días de  mayo emitió $290.000 millones en concepto de transferencia de utilidades. Vale señalar que en todo abril había girado pesos al Tesoro un monto de $310.000 millones (sumando adelantos transitorios y giro de utilidades).

En lo que va de 2020 la asistencia al Tesoro Nacional alcanzó  acumula 912.000 millones (equivalente a 3,25% del PBI). Este número de financiamiento del déficit fiscal vía emisión de pesos ya superó a las proyecciones que el Gobierno le presentó a los fondos de inversión en la negociación de la deuda -considerando el impacto del Covid-19- que era de 3,1% del PBI para todo 2020.

La base monetaria se disparó y crece al 85,7% interanual en mayo. Mientras que el circulante de pesos aumentó 71% entre mayo de 2019 y mayo de 2020..

Entre marzo y mayo (hasta 12/05), la  base monetaria se incrementó 39,3%. Tuvo una expansión de 647.459 millones de pesos. Y la circulación monetaria en el mismo periodo subió 279.721 millones de pesos, un incremento del 24,3%.

Otro factor de expansión de la base monetaria es el pago de intereses de Leliqs (Letras de liquidez del BCRA) y Pases (que es una especie de Leliq a un día).

Te puede interesar:   Los verdaderos números del "salvataje económico" y los problemas para implementarlo

Desde marzo, por pago de intereses, acumulan unos $ 124.383 millones (hasta el 12/05), pese a que la tasa de interés de estos instrumentos ha bajado significativamente.  Sin embargo, la carga de intereses las Leliqs (tasa del 38% anual) como la de Pases (15,4% anual) sigue elevada debido a la magnitud de stock de esta deuda del BCRA con los bancos: al 14 de mayo, acumulaban 1.750.850 millones de pesos (es decir, 1,75 billones de pesos).

En tanto, la expansión monetaria para compra de dólares por parte del BCRA que fue importante en diciembre ($67.000 millones) y en enero ($46.800 millones), se revirtió por la incertidumbre por la pandemia y la disparada en la brecha cambiaria. Desde marzo y hasta el 12 de mayo, por la venta de dólares del BCRA, la base monetaria se contrajo en $ 26.523 millones.Ya que cuando el BCRA vende dólares para tratar de contener la cotización del dólar oficial retira a su vez pesos del mercado.

El BCRA está cubriendo el agujero fiscal producto del impacto de la Cuarentena en el derrumbe de la recaudación y la expansión del gasto público. Sigue funcionando como “una rueda de auxilio” del Tesoro Nacional.

Sin embargo, está emisión no es sostenible en el tiempo. Ya se observa la reacción en los “dólares alternativos” y los niveles de brecha récord, especialmente con el “dólar blue”. Es necesario que en las próximas semanas el Gobierno despeje los fantasmas sobre un default de la deuda –lo cual agudizaría la escasez de dólares– y al mismo tiempo muestre un plan fiscal y monetario consistente para la salida de la Cuarentena. No es posible sostener los actuales niveles de emisión monetaria por muchos meses más.