Contact Information

Según el INDEC, en octubre pasado se acumuló un superávit comercial de u$s 1.601 millones. El saldo comercial se disparó 139% respecto al mismo mes de 2020. Así, en los primeros 10 meses del año, se llegó a un superávit comercial récord de u$s 13.940 millones. A pesar de la generación récord de dólares vía balanza comercial  y al “super cepo”, el Banco Central no logró acumular.

Según el INDEC, en octubre las exportaciones subieron 46,5 % y las importaciones 31%, todo en relación a igual mes del año anterior. Así, el saldo comercial alcanzó los u$s 1.601 millones en octubre. Es decir, 931 millones de dólares más que en octubre de 2020.

Las exportaciones totales registraron un aumento de 28% en precios y  en menor medida de las cantidades 13,6%.  Dentro de las exportaciones, en octubre los rubros que más subieron respecto del mismo mes del año pasado fueron: “Combustibles y energía” (+153,2%), “Productos Primarios” (73, %), y “Manufacturas de origen industrial” (+56,8%).

Mientras que el aumento de las importaciones se explica por un incremento en 17,9% en precios y  11,1% en cantidades, respecto a mismo período de 2020.

Los rubros de importaciones que más crecieron en octubre pasado fueron: “Combustibles y lubricantes” (191,1%), “Piezas y accesorios para bienes de capital” (33,6%), Bienes intermedios ( 33,5%) y Bienes de Capital (24,9%), siempre comparando con igual mes del año pasado.

Mientras que el rubro “Vehículos automotores de pasajeros” cayó (-43,8%), siempre comparando con igual mes del año pasado.

En la primer mitad del año el BCRA logró comprar u$S 6.456 millones del superávit comercial en el mercado de cambios. Potenciado por la disparada en el precio internacional de los productos agrícolas –especialmente la soja- y el endurecimiento del “cepo cambiario”.

Te puede interesar:   Corrida de los bonos CER al dólar, tasa de interés y el tope a las "impo" que administrará Scioli

Sin embargo, en la segunda mitad del año, el BCRA pasó a una posición de vendedor (neto) de dólares en el mercado oficial de cambios. Así, entre julio y lo que va de noviembre vendió U$S 819 millones en el mercado de cambios. A los que hay que sumarle los más de U$S 1.740 millones que vendió en el mercado de los “dólares alternativos” para contener a la “brecha cambiaria”.

Si a este número le agregamos los pagos (netos) de deuda con organismos internacionales (sin considerar los DEGs), unos U$S 4.400 millones de dólares, prácticamente, los dólares del superávit comercial entraron al BCRA “por una puerta y se fueron por otra”.

La brecha cambiaria que en octubre promedió 90,7% del dólar oficial con el “dólar blue” reflejó que las expectativas de devaluación se situaron debajo del récord de octubre de 2020 (140%) , pero siguen siendo muy elevadas para normalizar el funcionamiento de la economía.

Además, es un nivel de brecha que el FMI seguramente cuestiona en medio de la negociación contra reloj para llegar al anuncio de un acuerdo en diciembre.

En el gráfico se observa que, cuando la “brecha cambiaria” se dispara por encima del 80% es muy difícil que el BCRA, por más cepo que aplique, continúe comprado dólares.

Así, continuó a todo ritmo la demanda de dólares al tipo de cambio oficial de los importadores en la previa electoral con la cotización del “dólar oficial” casi quieto, corriendo apenas al 1% mensual con la inflación arriba del 3 por ciento. Y se agudizó la tendencia de retener la liquidación de divisas de los exportadores, reduciendo la oferta de dólares en el mercado oficial.

Te puede interesar:   El "plan aguantar" arrancó demasiado temprano

En resumen, el atraso cambiario electoral sumado a una “brecha cambiaria” disparada arriba del 100%  está distorsionando nuevamente al comercio exterior. Bajo ese contexto, es muy difícil que el BCRA logre acumular reservas internacionales. Aun con precios internacionales record de la super soja y los U$S 14.000 millones de superávit comercial en sólo 10 meses.