Contact Information

El “congelamiento de tarifas” (incluido combustibles) y un dólar “planchado” fueron las claves de la baja en la tasa de inflación de enero. La cifra del IPC fue las mas baja desde julio del año pasado. Y la inflación acumulada de los últimos 12 meses llegó al 52,9%.

   La inflación de enero publicada por INDEC – 2,3% respecto al mes de febrero- fue la noticia que rompió una serie de eventos negativos de las últimas semanas (conflicto por la deuda de provincia de Buenos Aires, “reperfilamiento” del bono AF20 y conferencia del miercoles del Ministro Guzman), que a su vez se tradujeron en una seguidilla de caídas en la cotización de bonos soberanos y acciones argentinas, un aumento de la incertidumbre y del riesgo país.

   El dato de inflación sorprendió al mercado, ya que fue 1,2 puntos menor de lo esperado por en el REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado) elaborado por el BCRA con la participación de consultoras y bancos locales e internacionales. El REM proyectaba un 3,5% de inflación para el mes pasado y espera un 3% en febrero.

   Sin embargo, en los datos del INDEC no sólo hay buenas noticias. La “inflación de alimentos” registró una suba de 4,7% en enero, respecto al mes anterior. Es el segundo rubro que más subió detrás de “Recreación y cultura” (5%), que por incluir al turismo tiene siempre en esta parte del año un fuerte componente estacional.

   Algo fundamental para que que IPC este por debajo de 2,5% mensual fue la baja del 2% registrada en “Salud” por la retracción de los precios de los medicamentos acordada con los laboratorios. También fue de apenas 1,3% la suba de precios en el rubro “Equipamiento y mantenimiento para el hogar”.

Te puede interesar:   Los seis riesgos del dólar

   Vale señalar que el impacto en los precios de la canasta de alimentos tuvo el efecto de reversión de la quita del IVA para productos esenciales (como lácteos, aceites, azúcar , yerba ,pan y fideos entre otros). Ese efecto es sólo para enero, así que es probable que en febrero se observé una desaceleración significativa en este rubro si se mantiene el dólar estable.

   En los últimos 12 meses la inflación de alimentos acumula 58,8%.

   El tipo de cambio oficial contenido durante el mes de enero producto del “súper cepo” operó conjuntamente con el “congelamiento” tarifario como las anclas de corto plazo para controlar la inflación.

   El índice de precios de “regulados”, (que incluye electricidad, agua, trasporte público y sistemas de salud , entre otros) marcó esto último, subiendo solo 1,1% en enero, respecto del mes previo.

   Sin embargo, estas herramientas son transitorias y para observar un “quiebre” en las expectativas de inflación se necesita un programa de macroeconómico consistente de fondo.

   El BCRA tomó la noticia positiva de la baja en la inflación y decidió una nueva baja de la tasa de interés de referencia (la tasa de las Leliqs) al 44% anual. Desde que asumió Alberto Fernández y Miguel Pesce en el Banco Central, la tasa de las Leliqs se redujo 19 pesos: del 63% al 44%.

   Es evidente la preocupación del titular del BCRA por intentar motorizar el crédito al sector privado y dinámizar el consumo. El riesgo es que se siga ampliando la brecha cambiaria en un mes como febrero, estacionalmente de baja demanda de pesos.

Te puede interesar:   Las "reservas reales" del BCRA abajo de U$S 10.000 millones (cayeron U$S 1.600 millones desde diciembre)

   El REM refleja que las consultoras esperan un 41,7% de inflación para 2020.

   Sin embargo, las proyecciones macroeconómicas de este año estan atravesadas por la resolución del tema de la deuda. Sin un resultado exitoso en materia de la renegociación con los acreedores, las proyecciones pueden ser muy divergentes respeto de la evolución del tipo de cambio y los precios.

Amílcar Collante