Contact Information

El Gobierno envió un proyecto de ampliación del presupuesto 2020 al Congreso Nacional. El “agujero fiscal” primario proyectado alcanzará los $2.214.000 millones, que se serán financiado principalmente con emisión del BCRA. El tope legal de asistencia del BCRA al Tesoro Nacional será superado a menos que se modifique de Carta Orgánica (C.O.) del BCRA (o se haga una interpretación “forzada” de la normativa) o se logre  una refinanciación de la deuda en pesos exitosa.

 Según el proyecto de ampliación del presupuesto 2020, los recursos totales del fisco aumentarán un 17,2% respecto del presupuesto vigente para alcanzar un total de $4.389.600 millones. Mientras que los gastos totales ampliados por el proyecto sumarán $1.859.583 millones adicionales a lo previsto, lo que representa un incremento del 33,6% respecto del presupuesto actual. Así, el total de gasto primario alcanzará los $6.603.800 millones.

El deficit fiscal total para 2020 (incluyendo los servicios de la deuda) será, entonces, de 3 billones de pesos, equivalente al 10% del PBI.

Los mayores aumentos se darán en  las partidas de las Transferencias corrientes” (al sector privado, público y externo): $ 978.220 millones más (subirá 53,9%) respecto del presupuesto anterior. Los gastos en jubilaciones, pensiones y retiros se incrementarán en $ 626.066 millones, respecto del presupuesto vigente. Los gastos en consumo, a su vez, tendrán un incremento adicional de $129.458 millones.

Según el proyecto de ley, en los primeros 6 meses del año las partidas de “Gasto Covid-19”, para amortiguar el impacto de la pandemia y las medidas de aislamiento, totalizaron $ 687.750 millones (Ingreso Familiar de Emergencia –IFE- $179.630 millones  y ATP $132.500 millones). Equivalente al 14,5% del presupuesto de gasto primario de 2020 (del presupuesto original).

Te puede interesar:   ¿Qué le sucede al presidente Alberto Fernández?

El punto clave es el financiamiento del aumento “extra” del déficit fiscal. En lo que va de 2020, el BCRA ya emitió $1.417.000 millones para asistir al Tesoro Nacional  ($377.000 millones en concepto de “Adelantos transitorios” y $1.040.000 millones en “Transferencia de Utilidades”) .

Actualmente, la base monetaria es de 2,2 billones de pesos .Desde el inicio de marzo, pese a la mega emisión de pesos, subió solo $566.000 millones, como resultado de la colocación de Leliqs (Letras de Liquidez ) y Pases por $800.000 millones que permitieron “absorber” el excedente de pesos.

Sin embargo, es difícil que el Central vuelva a inyectar 1 billón de pesos en el circulante en lo que resta del año sin tener un “desborde” monetario que dispare a los “dólares altenativos” y a la tasa de inflación.

Además, el BCRA tiene un tope legal –fijado en el artículo 20 de su Carta Orgánica-  para la asistencia al Tesoro Nacional.  Los “adelantos transitorios” no pueden superar el 12% de la base monetaria. A lo que puede agregar el 10% de los recursos corrientes en efectivo de los últimos 12 meses del Gobierno Nacional. Y excepcionalmente, se tiene la posibilidad de ampliar este monto por el equivalente al 10% de los recursos corrientes del Fisco Nacional, considerando los últimos  12 meses .  Vale señalar que el BCRA ya cubrió al tope permitido en concepto de  “adelantos transitorios”.

Por ello, el Central está asistiendo al Tesoro Nacional vía “giro de utilidades”. Debido a un cambio en la forma de valuar las Letras Intransferibles –a valor técnico y no de mercado– , el BCRA  logró “inflar” (en mayo pasado)  las utilidades del año 2019.  Consecuentemente, el tope en concepto de “Transferencias de Utilidades” para girar al Tesoro Nacional es  de  1,98 billones de pesos por el resultado contable del año 2019 y por las utilidades no giradas del 2018.

Te puede interesar:   Cuánto días le quedan al Banco Central si vende reservas a este ritmo para controlar al dólar

Es decir, ahora el BCRA sólo dispone legalmente de 940.000 millones “extra” en concepto de “transferencia de utilidades” para asistir al Tesoro Nacional.

Como mencionamos al inicio, el déficit primario crecerá en 1,21 billones de pesos adicionales con el presupuesto ampliado, totalizando $2,2 billones en 2020.  Y será financiado principalmente por la “maquinita de emisión” del BCRA.

Por lo tanto, la clave es si el Gobierno requerirá de una modificación de la Carta Orgánica (C.O.) del BCRA para incrementar los topes legales de emisión (o hacer una interpretación forzada de la normativa). O si el Tesoro Nacional podrá recuperar el financiamiento en pesos y “aliviar” a la maquinita de emisión del Central.

Amílcar Collante