CARGANDO

Plan M
TEMPERATURA ACTUAL 23°
| 18 de abril del 2019
INFORMES
10 de Febrero de 2019

Confianza del consumidor, dólar y elecciones: por qué es clave para el Gobierno mantener la "pax cambiaria"

El índice de confianza del Consumidor, que elabora la Universidad Di Tella, cayó 8% en enero y se encuentra cerca de los mínimos históricos. El índice muestra una elevada relación con la perfomance electoral de los oficialismos de turno. Pero además se vincula de manera inversa con la marcha del tipo de cambio. Cuanto más devaluación, menos confianza del consumidor y menos posiblidades de ganar elecciones para un Gobierno.

Crédito:

El Índice de Confianza del Consumidor, que elabora la Universidad Di Tella (ICC-UTDT) cayó 8% en enero con respecto a diciembre. Y se encuentra 26,7% abajo respecto de enero de 2018. Hoy se ubica en 33,1 puntos, muy cerca de los mínimos del 2014 (post devaluación de Kicillof, un año con alta inflación, recesión y con cepo cambiario), el peor momento durante el segundo mandato de Cristina.
   El índice de confianza del consumidor es medido por la Universidad Di Tella todos los meses en base a una encuesta nacional desde el año 2001. En algunos despachos de funcionarios suelen seguir con atención el dato, porque el índice de confianza suele mostrar una elevada correlación con el porcentaje de votos del oficialismo de turno, en especial en la última década. No es exacto, aunque marca una tendencia en el plano electoral.
   Pero además, muestra un comportamiento inverso con los movimientos del tipo de cambio (ver gráfico). La relación inversa con la evolución del dólar se debe al peso en el índice de las ventas de bienes de consumo durable (electrodomésticos, electrónica, celulares , motos y autos). Todos productos con alto contenido de importados –es decir, intensivos en dólares-- y por lo tanto con precios muy vinculados al tipo de cambio. Cuando se dispara el dólar, se encarecen rápidamente y se desploma la demanda. Además de que en épocas de crisis cambiarias, con saltos de la tasa de interés, también desaparece el crédito y lo primero que se frena son las compras de productos durables. Por el contrario, en tiempos de atraso del tipo cambio, se impulsa la venta de bienes durables y por lo tanto se potencia la confianza del consumidor.
   Así, tras la crisis cambiaria de mayo pasado y más aún después de septiembre del 2018, cuando el dólar llegó a $42, se aceleró el derrumbe de la confianza de los consumidores. El ICC también cuenta con un sub índice de bienes durables e inmuebles. Allí la pregunta a los encuestados es si “¿Cree que éste es un buen momento para realizar compras como por ejemplo electrodomésticos? y ¿Y cree que es un buen momento para realizar compras más importantes como autos, o para cambiar de casa? Este subindice mostró en enero último una caída de 54,6% en la predisposición a comprar bienes durables e inmuebles respecto de enero de 2018. Se ubica hoy cerca de mínimos sólo superados por datos del año 2002, tras el derrumbe de la convertibilidad y la peor crisis económica de la historia argentina. La pax cambiaria es necesaria para revertir el humor de los consumidores (especialmente de bienes durables) y también de los votantes. La pregunta es si le alcanza al Gobierno para ganar una elección.


Tags: CONFIANZA DEL CONSUMIDOR - UNIVERSIDAD DI TELLA - BIENES DURABLES - DOLAR -
   COMENTA