Contact Information

Mientras Daniel Scioli y Mauricio Macri se acusan por la devaluación inexorable que hará el próximo presidente, Cristina Fernández decidió referirse al tema a través de Twitter. Con reservas en el Banco Central que apenas superan los 26.000 millones de dólares, la Presidenta pareció celebrar el récord de venta de dólar ahorro. En un intento por negar la existencia del cepo cambiario, Cristina reveló que el 65 % de las personas que adquieren divisas en el mercado ganan menos de 30 mil pesos.  

La presidenta dio a conocer cifras escalofriantes en medio de la sangría de reservas: dijo que desde que comenzaron las restricciones –en enero de 2014- se vendieron casi U$S 9000 millones de dólar ahorro. Además, en busca de demostrar que no faltan dólares, Cristina reveló que en lo que va del año los argentinos gastaron en el exterior más de U$S 5.100 millones: una cifra equivalente a lo que se pagó por adquirir la mayoría accionaria en YPF.  

Aunque la Presidenta se enorgullezca de la caída de las reservas, su mensaje no hace más que preocupar a los economistas de Scioli y de Macri. Más allá de sus diferencias unos y otros coinciden en algo: creen que Cristina les dejará el Banco Central vaciado de dólares.  

Mientras Scioli denuncia que Macri prepara una megadevalaución de consecuencias catastróficas, Macri quiere evitar el tema en la campaña y le pide a sus economistas que no hagan olas. Pero los equipos de los candidatos ya discuten estrategias para salir de la fantasía del dólar barato: el regalo que Cristina le hace a un sector de la clase media a cambio de estabilidad en el final de su mandato.