Contact Information

Según el INDEC, la inflación de septiembre se ubicó en el 2,8%, respecto a agosto, apenas por debajo del 3% proyectado por las consultoras que participan del REM (Relevamiento de Expectativas del Mercado) del Banco Central. En los primeros 9 meses del año la inflación acumulada fue de 22,3%.

En septiembre, la inflación aceleró 0,1 puntos porcentuales respecto de agosto. Pasó de 2,7% en agosto a 2,8%. El acumulado en los últimos 12 meses fue de 36,6% interanual. Es decir, 16,9 puntos porcentuales menos que 12 meses atrás .

La inflación núcleo (que no incluye a precios regulados ni estacionales) en septiembre fue de 2,3%. Esto es 0,7 puntos porcentuales por debajo de agosto pasado (3%). Así cortó una tendencia de 3 meses consecutivos de subas en la inflación núcleo (mayo 1,6%, junio 2,3%, en julio cerró en 2,5% mensual y agosto 3%).  En los primeros 9 meses del año acumuló un 23,6%.       

Los rubros que más subieron en septiembre fueron: “Prendas de vestir y calzado” (5,8%); “Bebidas alcohólicas y tabaco” (4,3%); “Transporte” (3,6%); “Salud” (3,5%) y “Alimentos y bebidas” (3%).

En tanto, la “inflación de alimentos” en septiembre fue de 3% (0,2 puntos por encima de la inflación general), respecto de agosto. Y en el acumulado de los primeros 9 meses de 2020 la inflación de alimentos fue de 26,5%. Mientras que la inflación general fue de 22,3%.

Unos de los factores que le permitió al Gobierno mantener a la inflación bajo control fueron los precios regulados (que incluye tarifas de las empresas de servicios públicos). Vale señalar que las tarifas de servicios públicos vienen “congeladas” desde abril del 2019, iniciada la campaña electoral de Macri. Alberto Fernández prorrogó el congelamiento desde el inicio de su mandato .

Te puede interesar:   Qué pasó los 2 primeros días tras los anuncios y las 3 claves para reducir la incertidumbre

Por ello, el índice de precios regulados comenzó a mostrar una variación divergente respecto al índice general del IPC-Indec. Mientras los precios regulados suben a un ritmo de 20,6% interanual, el IPC general crece al 36,6% interanual en septiembre.

En los primeros 9 meses de año la diferencia es todavía más marcada. Los precios regulados solo subieron 8,8% y la inflación general 22,3%.

Las proyecciones de inflación para octubre son de 3,5% mensual -según el REM de mercado del BCRA-  En noviembre se espera una aceleración a 3,8% mensual para terminar en diciembre en 4% mensual. Con lo cual la inflación, punta a punta , para el año 2020 cerraría en 36,6%.

Estos números de inflación proyectadas dependerán de la resolución de la crisis cambiaria. Si el Gobierno logra “achicar” la brecha cambiaria y plantea un programa integral de mediano plazo creíble, es muy probable que la inflación termine entre 36%/37% anual.

Sin embargo, observando el escaso margen de maniobra del BCRA para controlar la crisis cambiaria, con pocos dólares en las reservas netas y una mega-emisión de pesos de $1,7 billones para cubrir la caída de la recaudación por la pandemia y el Gasto Covid, existe el riesgo de que en los próximos meses se acelere la devaluación. Entonces, la tasa de inflación se aceleraría por encima de lo esperado. En el peor de los escenario ante una devaluación “desordenada”, las tasas de inflación mensual podrían dispararse a 5% o 6%, como ocurrió en los últimos episodios cambiarios (2018 y 2019).