Contact Information

Desde mediados de marzo a la primera semana de abril la cantidad de casos diarios de coronavirus prácticamente se duplicó (de 6.300 casos pasó a más de 12.000). Especialmente, el “rebrote” se concentra en el AMBA (CABA y Gran Buenos Aires). 

La segunda ola ya está acelerando fuerte y las nuevas cepas (Reino Unido y Manaos) ya han sido detectadas dentro del país. 

La estrategia del Gobierno para combatir a la “segunda ola” no está definida. La semana santa dejó todo en “stand by”.  Probablemente el Gobierno imponga algunas restricciones a la movilidad en las próximas semanas – menores a la cuarentena estricta de 2020- .Es decir, se anticipa una “cuarentena light” con restricciones puntuales (franjas horarias) y no generalizadas. 

Asimismo, en los últimos días la llegada de nuevos vuelos con vacunas (y el remanente no aplicado) asegura un stock de 2,6 millones a aplicar de primera dosis. 

Con ese stock alcanzaría para vacunar al 85% de los mayores de 70 años y a aproximadamente al 45% de grupo de riesgo entre 60 y 70 años.  Vale señalar que 8 de cada 10 fallecidos por covid-19 en argentina son mayores de 60 años. 

Por ello, el Gobierno, sin dudas, debe acelerar la distribución y logística para que se apliquen en lo inmediato. Y continuar en una carrera contra reloj para conseguir incrementar el stock de vacunas lo antes posible. 

En el plano económico, la incertidumbre sanitaria se comienza a reflejar en las variables financieras.  

El riesgo país volvió a rozar los 1600 puntos básicos después de haber bajado a 1520 puntos a mediados del mes de marzo. Aún no hay un rebote significativo en los “dólares alternativos”. El “dólar bolsa” pasó de $138 ,5 a $142 en la última semana.  

Te puede interesar:   Luz roja: 52,5% de inflación con dólar oficial congelado, tarifas y precios regulados

Sin embargo, ese mínimo en la cotización de los “dólares alternativos” en marzo, está asociado a la necesidad de pesos por parte de los contribuyentes tienen que abonar el “impuesto a la riqueza” y venden parte de su cartera en dólares. En las próximas semanas la cotización dependerá de la intervención que aplique el BCRA vía venta de bonos en cartera. Si el BCRA decide “correrse” para no seguir sacrificando reservas netas, es probable que aumente la cotización del “dólar bolsa” y el “contado con liquidación”.  

El ministro Guzmán afirmó que la economía argentina “no podría soportar un nuevo cierre total”. Y enfatizó que la economía está diseñada, preparada para funcionar con circulación. 

Este aspecto lo anticipamos en el video de ¿Por qué no pueden volver a cerrar? 

Lo que destacábamos es que hay actividades económicas en una situación muy crítica y no sobrevivirían a una nueva cuarentena estricta.  

Además, es inviable volver a realizar un mega–emisión del BCRA de $2 billones (similar a la de 2020) para asistir al Tesoro Nacional y cubrir el “agujero” fiscal. Dispararía la “brecha cambiaria”, aceleraría la inflación y profundizaría la crisis económica y social. Ya los números sociales son críticos. La pobreza del segundo semestre de 2020 llegó al 42% y la indigencia es de 10,5%.