Contact Information

Según el INDEC, el PBI (Producto Bruto Interno) se derrumbó un 19,1%  en el segundo trimestre de 2020, respecto al mismo trimestre del año pasado. Y registró una baja de 16,2%, respecto del primer trimestre 2020 -en la medición desestacionalizada- producto de la pandemia y la cuarentena.

El Producto Bruto Interno (PBI)  argentino se desplomó 19,1% en el segundo trimestre año con respecto al mismo periodo de 2019. Así, acumula en la primera mitad del año una contracción del 12,6% interanual.

El derrumbe de la economía responde a la “parálisis” que sufrió la actividad en los meses más duros de las restricciones de movilidad en abril y mayo. La caída del trimestre pasado fue el peor registró trimestral de la historia económica argentina. Superior a la caída de 16,3% en el primer trimestre del 2002 tras el estallido de la convertibilidad y al 13,5% en el segundo  trimestre de ese mismo año (ver gráfico).

Dentro de los componentes de la demanda , el consumo privado cayó 22,3% interanual muy afectado por la caída en el ingreso de las familias por el efecto de suspensiones y despidos, la caída del poder adquisitivo por el “enfriamiento” de las negociaciones salariales y el efecto de la inflación.

En tanto el consumo público descendido 10,1%, mientras que las exportaciones de bienes y servicios reales registraron un descenso de 11,7 por la contracción del comercio mundial. Otro número que muestra la gravedad de la crisis es la inversión privada: se derrumbó un 38,4%, comparado con el segundo trimestre de 2019. Vale recordar que ya en 2018 y 2019 la inversilón cayó a tasas de 2 dígitos.

Te puede interesar:   Dólar a 190 pesos: los peligros de la apuesta de Guzmán y las cajas que ya se gastó Argentina

 Asimismo las importaciones cayeron 30,1% por el derrumbe económico y el deterioro del salario medido en dólares.

Los 16 sectores económicos relevados por el INDEC mostraron caídas interanuales en el segundo trimestre 2020.

Los sectores con mayores caídas interanuales fueron:  “Hoteles y restaurantes”, que registró una baja de 73,4% interanual ;”Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales” se contrajo un 67,7%;  “Construcción”  se derrumbó 52,1% y “Hogares privados con servicio doméstico” registró una baja de 38% interanual.

Mientras que los sectores que registraron menores caídas interanuales fueron: “Intermediación Financiera” que sólo cayó 1,2%; “Electricidad, gas y agua” que sufrió una contracción de 3,3%, “Enseñanza” disminuyó un 9,2% y “Agricultura ganadería, caza y silvicultura” bajó 10,7% -todos en términos interanuales-.

Para el segundo semestre se espera un rebote de la actividad. Es decir, las caídas  interanuales serán menores por la reapertura de la economía.

Sin embargo, está recuperación estará asociada a un rebote técnico más que a un proceso de crecimiento sustentable en el mediano plazo. La proyección oficial, incluida en el proyecto de Presupuesto 2021 enviado al Congreso en los últimos días, es que la economía caería en 2020 un 12%, un derrumbe superior a la crisis de 2002, cuando el PBI se achicó 10,9%.