Contact Information

Miles de personas iniciarán mañana la peregrinación juvenil a pie a Luján, que culminará el domingo, mientras el cardenal Mario Poli llamó a participar en esa manifestación de fe popular con espíritu religioso y patriótico.
La 43 edición de la marcha juvenil llevará por lema "Madre, enséñanos a construir la paz" y a lo largo del camino los peregrinos pedirán a la Virgen patrona de los argentinos que "cuide la patria", ante las próximas elecciones legislativas. El cardenal Poli destacó en la convocatoria que "ésta es una manifestación masiva que responde a un espíritu religioso, en primer lugar, pero también patriótico" y agregó: "La Virgen tiene los colores de la patria, no dejan de ser argentinos. Nadie renuncia a sus inclinaciones políticas para ir a la peregrinación". 

"Durante la peregrinación se gesta algo muy lindo y que puede ayudar también al ambiente de nuestra patria. Los efectos y la proyección son insospechables. Nosotros la seguimos haciendo y seguimos aspirando a una patria que viva en paz", agregó parafraseando el lema.
Los peregrinos que llevan la "imagen cabecera" de la Virgen saldrán mañana a las 12 del santuario San Cayetano del barrio porteño de Liniers y esperan llegar alrededor de las 6 del domingo a la Plaza Belgrano, frente a la basílica, donde una hora después el cardenal Poli presidirá la misa.
La Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular, a cargo de organización, informó que el gobierno bonaerense puso a disposición de los peregrinos la aplicación gratuita para celulares "LaPereLujan", que incluye mapas de recorrido, ubicación de servicios sanitarios, el estado del clima y otras informaciones útiles.
Asimismo, indicó que los jóvenes podrán comunicarse y transmitir sus vivencias a través de las redes sociales Facebook (Peregrinación Juvenil a Luján), Twitter (@LaPereLujan) e Instagram (@laperelujan) con los "hashtag" #construimoslapaz, #Luján2017 y #SelfieconMaría. Durante los 58 kilómetros que separan Liniers del santuario mariano de Luján, los peregrinos contarán con unos 60 puestos de apoyo y asistencia sanitaria atendidos por más de 5.000 voluntarios de parroquias, colegios católicos, organizaciones sociales y la Cruz Roja Argentina. La empresa AySA informó, por su parte, que dispondrá un operativo especial de asistencia, con 12 camiones cisterna, 4 puestos de hidratación y 3.000 sachets de agua. Como todos los años, además, colaboran organismos del gobierno nacional, bonaerense y de los ocho municipios por los que pasa la peregrinación, además de empresas, obras sociales y profesionales de la salud, efectivos policiales y miembros de Defensa Civil.