Contact Information

Ya no tienen ningún valor judicial tras la confesión de Alejandro Vandenbroele y su incorporación al programa de testigos e imputados protegidos, pero las conversaciones que su ex mujer, Laura Muñoz, grabó con él entre marzo y abril de 2010 son un testimonio incuestionable del vínculo del entonces ignoto titular de la firma The Old Fund con el ahora ex vicepresidente Amado Boudou y su socio, José María Núñez Carmona.
Laura Muñoz: ¿Y por qué no hiciste? Si de lunes a viernes ibas a vivir allá. La condición de ir a Buenos Aires era esa. Arreglar un buen sueldo con Alfaro (un estudio jurídico) y hacer todas las cosas de Boudou y José María.
Vandenbroele: Esperá, lo de Boudou y José María salió después.

"Cuando yo te dije que teníamos que pasar el teléfono a nombre de una sociedad que yo tenía para no pagar IVA y pagar menos vos me dijiste ´yo ni loca voy a pasar eso´, empezaste a contestar mal y me dijiste ´aparte con esa consultora fantasma que vas a ir a la cárcel´", se escucha quejarse a Vandenbroele. Aunque no la mencionan, la "consultora" por la que discutían era justamenteThe Old Fund, la firma con la que ya habían cobrado 7,6 millones de pesos por parte del gobierno de Formosa como retribución por un supuesto asesoramiento para renegociar la deuda de esa provincia con la Nación. Ese contrato también está bajo la lupa judicial, en uno de los expedientes en los cuales Vandenbroele declaró como arrepentido y en que ya fueron citados el gobernador Gildo Insfrán y otros ex funcionarios formoseños.El diálogo, incluido en una serie de reproches en el marco de la separación de la pareja y divulgado hoy por Infobae, refiere a los motivos por los cuales Vandenbroele había dejado su casa en Mendoza para mudarse a la Capital Federal en plan de obtener ganancias que supuestamente justificarían esa separación familiar que terminó siendo definitiva. En aquella oportunidad, como en muchas otras tantas, Muñoz grabó dos llamadas de su marido, con quien conversó una hora y 36 minutos.

En la discusión grabada por Muñoz hace siete años, ella y su marido vuelven a pelearse por los compromisos de él en su misterioso trabajo porteño con Núñez Carmona. "Vos tenías que apurarte con lo del contrato de Formosa", le espeta Muñoz. Unos minutos después, es Vandenbroele quien le reclama a su mujer haber traicionado su confianza respecto a sus confidencias por los negocios. "Yo con José María tengo varias cosas. Yo te conté algo a vos en el entendimiento de que podíamos confiar que íbamos a ser una pared los dos. Lo tuve que dar de baja", se queja
.