Contact Information

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal le ofreció a Ricardo Alfonsín, uno de los radicales más críticos de la gestión de Cambiemos, un lugar en la lista de diputados nacionales por la provincia pero el hijo del ex presidente rechazó el ofrecimiento.
Según fuentes de Cambiemos, la propia Vidal se comunicó con Alfonsín para proponerle una reunión que se concretó la semana pasada en Buenos Aires y allí le ofreció formar parte de la boleta de Cambiemos, cuya cabeza aún no fue definida.
Alfonsín, que viene realizando cuestionamientos a la gestión de Cambiemos pero sobre todo al desdibujado rol del radicalismo en la alianza gobernante, le dijo que no y le aclaró que solo aceptaría renovar su banca si se habilitan las PASO en la provincia. 

Ante la negativa, Vidal le ofreció a Alfonsín la posibilidad de designarlo en una embajada -no le precisó cuál-, ante lo que recibió otra negativa, comentaron a esta agencia desde Cambiemos.
El radicalismo reclama al PRO tres lugares en la lista de diputados nacionales de la provincia de Buenos Aires – en los cuales no está incluida la posible postulación del neurocientífico Facundo Manes porque no lo consideran propio-, de los que, hasta el momento, recibirían dos.
Para la legislatura bonaerense sucede algo similar, ya que la UCR pide lugares y el PRO estaría dispuesto a ceder solo 6 lugares, lo que complicaría el reparto en el centenario partido.
Alfonsín aclaró el último lunes que "a los candidatos de la Unión Cívica Radical no los elige el PRO sino el radicalismo" por lo que desechó la postulación de Manes, quien había sido citado desde el macrismo para encabezar la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires.
Alfonsín adelantó que no va a "tolerar" que no se consulte al partido e indicó que su sector sabrá "cómo actuar en el caso que se trate al radicalismo sin respetar su autonomía". 

Fuente: DyN