Contact Information

Santa Cruz se comprometió a impulsar la derogación de la ley de lemas, la polémica herramienta electoral de la que se valió Alicia Kirchner para acceder a la gobernación. La decisión de la Casa Rosada, fue transmitida por la propia gobernadora al ministro del Interior Rogelio Frigerio, que por pedido expreso del Presidente había incorporado el tema a la lista de condicionamientos para oxigenar financieramente a la provincia.
"Está probado que no es el mejor sistema para la democracia. Y ella ya dijo que la va a derogar", dijeron en el Ministerio del Interior.

En el Gobierno buscan asegurarse que la promesa no quedará en el aire. "Siempre se opusieron, resulta difícil creer que esta vez lo harán", sostienen.
Por eso, barajan cómo se plasmará esa intención en el programa de salvataje financiero a la provincia. Al respecto, evalúan pedirle, además de un pronunciamiento público, que acepte firmar un compromiso formal en el anexo del acuerdo.
 
El asunto no es menor porque, para cambiar la ley de lemas, se debe aprobar un proyecto en la Legislatura provincial, por lo que la oposición necesitará que la gobernadora instruya a sus espadas kirchneristas a no obstaculizarla.