Contact Information

El juez de Instrucción porteño Rodolfo Cresseri ordenó allanar oficinas de la Procuración General de la Nación en una causa en la que se investiga el alquiler de un edificio rubricado por la gestión de Alejandra Gils Carbó.

El allanamiento se hizo en un edificio de Avenida de Mayo 760 en donde funcionan oficinas de la Procuración, luego de una denuncia judicial originada en una nota de Clarín, en la que se informaba que ese organismo alquiló un edificio en Corrientes al 1.600 por $6.580.000. Esa propiedad nunca se usó. A pesar de ello, se resolvió que se comprarían los muebles que había en esas oficinas. Costaron $203.000.

Además de ese alquiler, Gils Carbó enfrenta una investigación judicial por la compra de la propiedad de una mansión en Perón 667, hoy la sede del Ministerio Público Fiscal.