Contact Information

El diputado Diego Bossio presentó un proyecto de ley para que los aumentos de tarifas no puedan ser superiores a la suba de salarios y advirtió que los ajustes de las facturas de los servicios públicos muestran “insensibilidad y provocación”.
La iniciativa que ingresó Bossio a la Cámara para su tratamiento apunta a la protección de los usuarios de servicios públicos esenciales a fin de que esas tarifas “tengan criterios de justicia, razonabilidad y equidad y que los usuarios no paguen incrementos tarifarios superiores a sus aumentos salariales”.
El ex titular del ANSES de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner consideró que las decisiones del Poder Ejecutivo respecto de las tarifas son una “provocación” y advirtió que “los argentinos estamos viviendo una realidad cada vez más compleja”. 

“Desde que asumió (Mauricio) Macri tenemos un millón y medio de nuevos pobres y creció la indigencia; la industria y las PyMEs se derrumbaron, con caída de ventas y presión impositiva creciente; el aumento de los precios no cesa y tenemos problemas de empleo y mayor precarización”, describió en un comunicado de prensa.
Bossio manifestó, en los fundamentos del proyecto, que se ha generado “descontento y frustración” por el aumento de tarifas por lo que destaca que “los usuarios deben estar protegidos ante los abusos de las empresas prestadoras”.
La propuesta de Bossio prevé la protección de los usuarios particulares, MIPyMEs, Cooperativas y Clubes de Barrios y, para el caso de los usuarios particulares, indica que los aumentos no podrán exceder el Coeficiente de Variación Salarial.
También el proyecto contempla una tarifa diferencial para clubes de barrios consistente en una tarifa 50% menor a la que les corresponde a las MIPyMEs, aparte de los subsidios que perciben. Por último, la iniciativa prevé una protección para los usuarios del interior del país al no permitir que le cobren tarifas más caras que a los usuarios de la Ciudad de Buenos Aires.
Bossio aseguró que su propuesta “apunta a la consecución de tarifas de equilibrio, pero considerando incrementos graduales, sustentables y racionales” acordes “al aumento de los ingresos de las familias”.