Contact Information

Más de 300 expedientes son analizados en el juzgado del juez Ariel Lijo, que podrían complicar a Amado Boudou en la causa en la que fue procesado por peculado al rendir tres viáticos con facturas apócrifas. La causa no concluye allí. Según pudo confirmar Clarín, la causa se ampliará después de examinar una gran cantidad de rendiciones de viajes cuando Boudou estaba al frente del Ministerio de Economía.
El juez Lijo procesó con prisión preventiva el 22 de diciembre a Boudou, cuando ya llevaba un mes y medio en prisión por otra causa. Lo encontró responsable del delito de peculado –malversación de fondos públicos– por la “presentación de declaraciones juradas con datos falsos y comprobantes de pago apócrifos”, en la rendición de viajes cuando era ministro.

Recientemente, la Cámara Federal porteña de feria, confirmó dichos procesamientos y embargos pero concedió la excarcelación a Boudou. La causa, en el abanico de acusaciones que afronta el ex funcionario en la Justicia, es de las más pequeñas, pero podría sumar complicaciones.También fueron procesados por el mismo delito su ex jefe de Gabinete, Guido Forcieri, y su ex secretario privado, Héctor “Cachi” Romano. Lijo dispuso, además, un embargo de un millón de pesos para cada uno de los tres y confirmó la prisión preventiva del ex vice.

En la investigación se analizaron dos facturas truchas de estadías en el hotel Bel-Ami, en París, Francia, por el monto de 9.395 y 6.943,23 euros. Todo en el marco de un viaje que hizo Boudou a la capital francesa por tres días en febrero de 2011.Para la Justicia quedó corroborado que hubo documentación falsa al momento de rendir facturas vinculadas a los viáticos de una serie de viajes al exterior realizados cuando Boudou estaba frente al Palacio de Hacienda, por más de 17.000 euros.
Así, se determinó que la maniobra ilícita “desplegada por Boudou, Héctor Eduardo Romano y César Guido Forcieri les permitió sustraer de las arcas del Estado diecisiete mil setecientos treinta y ocho euros”.

En el análisis de cada caso, por tratarse la mayoría de viajes al exterior, el magistrado libró diversos exhortos para entrecruzar la información de los gastos rendidos en dichos expedientes. Hoteles, contrataciones y otros gastos abarcan el abanico de las facturas rendidas en la documentación bajo análisis.La cifra podría incrementarse. El juzgado de Lijo tiene bajo análisis ahora más de 300 expedientes vinculados a otros viajesrealizados por el ex vice. Los mismos reiterarían “irregularidades administrativas y datos en las facturaciones que no serían correctos”, adelantaron fuentes judiciales.
De corroborarse que la metodología es similar al caso que le valió su cuarto procesamiento, el mismo podría ampliarse.
Desde la defensa de Boudou señalaron que en esas rendiciones –las ya juzgadas y otros expedientes administrativos,-, “no participaba ni interfería (el ex vice), además de que su firma no aparece en ninguno de ellos porque eran tareas delegadas”. Lijo será quien defina la situación una vez receptados los exhortos enviados.
Esta semana, Boudou volverá a los tribunales de Comodoro Py para presenciar la primera audiencia de este 2018 del juicio que afronta por la compra de la ex cartográfica Ciccone. Además, este lunes Lijo deberá resolver la recusación realizada por el ex vice y su socio José María Núñez Carmona cuando ambos quedaron en libertad. Habían sido detenidos por el juez en la causa por enriquecimiento ilícito el 3 de noviembre.